Transporte

Renfe Viajeros entró en agosto en ebitda positivo por primera vez desde que estalló la crisis

Grupo Renfe prevé cerrar 2021 con ebitda positivo, pero sus pérdidas son de 270 millones en los ocho primeros meses

El área de Renfe encargada del transporte de viajeros, y principal pulmón de actividad del grupo, Renfe Viajeros, comienza a ofrecer síntomas de recuperación tras meses de duro impacto por las restricciones a la movilidad motivadas por la pandemia. Al cierre de agosto, el ebitda acumulado en el ejercicio torna hacia el signo positivo: la cifra, aún exigua, es de 1,5 millones de euros.

Se trata de la primera ganancia operativa en la cuenta de resultados de la filial desde que estalló la crisis sanitaria. En los ocho primeros meses de este 2021, Renfe ha movido 195 millones de clientes, un 11,6% más que el periodo comparable de 2020. Estas cuentas y la situación de la empresa pública fueron tratadas ayer en la reunión del consejo de administración.

La oferta comercial de Renfe ha atraído 1,2 millones de viajeros extra, lo que supone una mejora del 14,2% entre el AVE, Avlo, Alvia, Euromed e Intercity

Los 21 millones de viajeros que han vuelto al tren dejan el ebitda del Grupo Renfe cerca del equilibrio, con 7,7 millones aún con signo negativo. Una vez aplicadas las amortizaciones y los gastos financieros, el resultado neto de Renfe arroja unas pérdidas de 270 millones, cuantía mejor en 11 millones a la de agosto de 2020. En los presupuestos de la empresa figura cerrar este año con ebitda positivo.

Del citado aumento de 21 millones de plazas ocupadas, 19 millones se deben a los servicios públicos (Cercanías y Media Distancia), lográndose 185 millones de pasajeros en el acumulado del ejercicio. La mayor reactivación en términos absolutos se ha percibido en el núcleo de Cercanías de Madrid, que gana 8 millones de usuarios, un 8,4% más que en los ocho primeros meses de 2020. El servicio de Rodalíes de Catalunya mejora un 17%, atrayendo a 7 millones de nuevos pasajeros, y en el resto del país 3 millones de clientes han vuelto a tomar el tren de Cercanías, con un alza del 12,4%.

La oferta comercial de Renfe ha atraído 1,2 millones de viajeros extra, lo que supone una mejora del 14,2% entre la demanda atendida por AVE, Avlo, Alvia, Euromed e Intercity.

Grupo Renfe contabiliza ingresos por viajeros y mercancías de 1.812 millones entre enero y agosto, un 5,2% más. Y sus ingresos totales suben en 91 millones, hasta los 1.993 millones, frente a unos gastos de 2.000 millones, que también crecen en 79 millones.

Han subido en lo que va de ejercicio las facturas pagadas a Adif por cánones y servicios; también las de mantenimiento de trenes, servicios a bordo y consumo energético. Todo ello, derivado de una mayor actividad que en el crítico 2020. Y es que, el operador que preside Isaías Táboas contabiliza en 2021 una actividad de 4,5 millones de kilómetros-tren, lo que implica un alza de producción de más del 5%.

Con una demanda aún lastrada por la amenaza del Covid-19, la ferroviaria ofrece 28 millones de plazas-kilómetro frente a una demanda de 9 millones de plazas-kilómetro, lo que hace que aún esté modulando la capacidad ofertada especialmente en los servicios comerciales.

En la división de Renfe Mercancías, los ingresos crecen en 18 millones (un 16,2% más), hasta los 129 millones, y el ebitda avanza un 22%. También tratan de remontar la crisis los resultados operativos de Renfe Fabricación y Mantenimiento y de Renfe Alquiler.

Normas
Entra en El País para participar