Los despachos de abogados que ayudan a luchar contra el cáncer infantil

Dan soporte y asesoramiento legal a las asociaciones, mientras que algunos colegios aconsejan también a los pacientes

Getty Images
Getty Images

Septiembre es el mes dedicado en Europa a la sensibilización del cáncer infantil. Se trata de una enfermedad que cada año padecen en España más de 1.100 niños y jóvenes de 0 a 18 años, según estima el Consejo General de Colegios Farmacéuticos. “Por fortuna, su mortalidad es relativamente baja, estimándose tasas de supervivencia a los 5 años cercanas al 80 por ciento en los países de nuestro entorno, y que alcanzan el 100 por ciento en algunos tipos concretos de tumores”, detallan en el informe Punto Farmacológico 148. Lo fundamental es “el diagnóstico precoz a fin de asegurar un acceso temprano al tratamiento”, así como la inversión de “mayores recursos económicos en la investigación”, destacan.

En España son diferentes las entidades que acompañan a los niños y a sus familiares en esta enfermedad, como hace la Federación Española de Padres de Niños con Cáncer o la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC). Detrás de estas agrupaciones que ofrecen una ayuda impagable a quienes la sufren hay diferentes firmas de abogados que prestan asesoramiento jurídico, muchas veces como una actividad probono, es decir, realizada voluntariamente y sin retribución monetaria por el bien de todos.

Vigilantes legales

Garrigues colabora desde hace ocho años con la Federación Española de Padres de Niños con Cáncer. El despacho es una de sus "empresas mágicas". Según manifiesta la organización, su misión consiste en dar soporte legal a la entidad, principalmente en la supervisión de los convenios que firman. También se ocupan, por ejemplo, de solventar dudas sobre las licencias o el copyright de los materiales elaborados. Como en el caso de un blog de recursos educativos que están preparando. Una labor que desde la federación valoran mucho, conscientes del coste que supondría tener en plantilla a sus propios abogados.

Por otro lado, las empresas solidarias se convierten en una especie de embajadores de las actividades que promocionan las asociaciones, moviéndolas entre sus empleados. El pasado 17, 18 y 19 de septiembre, la federación organizó una carrera virtual de sensibilización con el eslogan Corre como un niño.

Estas actividades solidarias financian, entre otras cuestiones, muchos proyectos de investigación oncológica. Como la del pasado 19 de septiembre, día que tuvo lugar la octava edición de la tradicional carrera Madrid Marcha contra el Cáncer, organizada por la AECC. Tanto la asociación como su fundación científica son clientes de Ecija, en el área de privacidad y en la de cumplimiento o compliance. “Asesoramos a ambas entidades en su día a día en todas aquellas consultas, revisiones contractuales, etcétera; pero también como delegados de protección de datos”, explica Jesús Yáñez, socio de la firma. Según aclara, no se trata de un servicio 100 % probono, pero “sí dispone de unos descuentos especiales”.

Formar parte de proyectos sociales tan importantes es, sin duda, un plus para los miembros del equipo que aportan su granito de arena. “No cabe duda de que la atención en este tipo de entidades se toma con especial cariño”, reconoce Yáñez.

Registro de donantes

Desde hace más de 30 años, la Fundación Josep Carreras trabaja para que la Leucemia sea “una enfermedad 100% curable”. En estrecha colaboración con el sistema de sanidad público, gestiona el registro oficial de donantes de médula ósea en España ya que “el trasplante procedente de donante no emparentado es la única solución curativa para una gran parte de los pacientes”, manifiestan en su web. El pasado día 18 de septiembre celebraron el día mundial de donantes de médula, animando a todo el mundo a realizar este pequeño gesto en cualquier momento ya que puede salvar la vida de muchos.

Detrás de esta entidad está Audiconsultores, un equipo de abogados y economistas formado por más de 50 profesionales que les ha prestado asesoramiento desde “los primeros meses” de vida de la Fundación Josep Carreras, según explica Carlos Torres, uno de los socios. “Hasta la puesta en marcha y normalización de la responsabilidad social corporativa, la práctica ha tenido un formato probono”. Conscientes de la necesidad de unir esfuerzos para acabar con el cáncer, las firmas se ponen así a disposición de las asociaciones.

Todos contra la enfermedad

Colegios de abogados. Según el Observatorio del Cáncer de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), miles de familias en situación de vulnerabilidad no pueden asumir los gastos añadidos de la enfermedad. Por eso, algunos colegios de abogados prestan un servicio de asesoramiento jurídico gratuito a los enfermos oncológicos y a sus familiares. En el mes de junio, el decano de los abogados de Málaga, Salvador González, y el gerente de la asociación, Pedro A. González, firmaron un acuerdo de colaboración “para avanzar en la lucha contra el cáncer, de modo que se pueda disminuir su incidencia y su mortalidad y seamos capaces de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos”, en palabras del letrado.

Asesoramiento a pacientes. Otros despachos de abogados ofrecen sus servicios a asociaciones contra el cáncer para que los socios y sus familias puedan obtener pensiones por incapacidad laboral o para que tengan el mejor acceso posible a los derechos que la legislación contempla. Es el caso del despacho Fidelitis, que ha firmado un acuerdo de colaboración con el Grupo Español de Pacientes Con Cáncer (GEPAC) para atender las demandas de los pacientes que se ven obligados a enfrentarse a una serie de situaciones y problemas derivados del proceso oncológico. La firma también colabora con la AECC.

Normas
Entra en El País para participar