La Palma

Más evacuaciones y vuelos suspendidos al crecer la explosividad del volcán

Sánchez avanza un plan especial para la reconstrucción de La Palma

Nube del Volcán de Cumbre Vieja, en La Palma.
Nube del Volcán de Cumbre Vieja, en La Palma. EL PAÍS

La dirección del Plan Especial de Protección Civil ante Riesgo Volcánico (Pevolca) ha comenzado a evacuar a la población que aún permanecía en los barrios de Tajuya, Tacande de Arriba y Tacande de Abajo, en La Palma, al aumentar los fenómenos explosivos en el volcán.

El Instituto Volcanológico de Canarias (Involcán) acaba de confirmar vía Twitter que se ha abierto una nueva boca eruptiva en uno de los flancos del cono activo desde el domingo. Hace unos minutos, esos tres barrios, los más cercanos a la erupción fuera del perímetro evacuado en días previos, había recibido una orden de confinar a la población bajo techo.

En un mensaje emitido por el 112 de Canarias, el Pevolca explica que la explosividad de la erupción que comenzó el domingo se ha intensificado, ha aumentado la expulsión de material piroclástico y es cada vez más fuerte la emisión de ceniza.

Durante toda la mañana, se perciben en la mayor parte de la isla las explosiones que surgen del volcán y el volumen de emisión de cenizas se ha intensificado, lo que ha llevado a las aerolíneas que operaran conexiones con La Palma desde otras islas (Binter Canarias y Canaryfly) a suspender sus vuelos temporalmente.

Zona catastrófica

Por otro lado, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que el Consejo de Ministros va a aprobar ayudas "inmediatas" para quienes han perdido en La Palma sus casas y su modo de vida debido a la erupción volcánica, y se comenzará a trabajar en un Plan de Reconstrucción de la isla que repare lo destruido por el volcán. Se prevé la declaración de zona catastrófica para el próximo martes, cuando se reúna el Consejo de Ministros y se articulará una regulación específica de expedientes temporales de empleo (ERTE), en particular para el sector agrario y el cultivo del plátano

En una rueda de prensa conjunta con los presidentes de Canarias y del Cabildo de La Palma, Ángel Víctor Torres y Mariano Hernández Zapata, Sánchez ha detallado que la isla va a ser declarada en su totalidad zona catastrófica y que se tomarán medidas "rápidas" para atender las necesidades de alojamiento, comprar enseres básicos y restablecer las comunicaciones, así como un régimen específico de expedientes de regulación de empleo pensado para esta situación.

A medio y largo plazo, cuando cese la erupción, Sánchez se propone acometer un "Plan de Reconstrucción de La Palma", que se extenderá en varios frentes: desde el urbanismo y la vivienda, hasta la reconstrucción de carreteras y redes de abastecimiento de energía y agua, pasando por el impulso de las renovables en la isla y la puesta en marcha de un programa de relanzamiento turístico.

Para abordar esta tarea de reconstrucción se ha constituido una comisión mixta entre Gobierno de España, Gobierno de Canarias y Cabildo de La Palma. Las tres administraciones seguirán como hasta ahora trabajando unidas, dando "certezas y ejemplo de unidad", que es lo que demanda en este momento la ciudadanía, ha dicho el presidente. Ha anunciado además que en diciembre se celebrará en La Palma la Conferencia de Presidentes como una muestra más de que "ninguna administración va a olvidar a los palmeros y palmeras", como también dejaron claro los reyes el jueves en su visita a la isla, ha recordado.

Sánchez, que ha hecho estos anuncios tras participar en las reuniones del Consejo de Gobierno de Canarias y el comité director del Plan de Emergencias Volcánicas (Pevolca), ha subrayado que de esta reconstrucción debe surgir "una oportunidad de relanzamiento de La Palma". "Vamos a poner en marcha todas las herramientas del Estado, que son muchas", ha dicho el presidente, y la primera será el próximo martes con la declaración de la isla como zona catastrófica por el Consejo de Ministros.

Normas
Entra en El País para participar