El Ibex se recompone y recupera los 8.800 puntos

Las Bolsas europeas se sobreponen a Evergrande

Ibex 35
Parqué de la Bolsa de Madrid. EFE

Las Bolsas respiran algo más aliviadas. Los esfuerzos de Evergrande por evitar el impago y las expectativas depositadas en la Reserva Federal sirvieron de impulso a la renta variable europea. Aunque el Ibex fue el índice más rezagado no escapó a las ganancias y avanzó un 0,6%. El selectivo español recuperó los 8.800 puntos y concluyó por encima de los niveles con los que comenzaba la semana, un inicio que estuvo marcado por los problemas de liquidez de una de la inmobiliaria china.

El anuncio por parte de Evergrande de que pagará algunos intereses de los bonos que vencen mañana, jueves, disipa los temores de un colapso inminente y desordenado que había preocupado a los inversores en los últimos días. La banca, uno de los negocios más perjudicados por una eventual caída de Evergrande, fue el índice más alcista de Europa (3,12%). Este comportamiento tuvo su réplica en el mercado español donde Sabadell (5,52%) firmó su mejor sesión desde mayo. No muy lejos se situaron el resto de entidades que integran el selectivo. Santander avanzó un 3,24%; CaixaBank, un 3,19% y BBVA, un 2,59 y Bankinter, un 1,37%. También destacaron los ascensos de ArcelorMittal, que aunque subió un 4,44% no cosigue recuperarse de la corriente bajista y continua estando un 16,5% por debajo de los máximos anuales registrados hace un mes. En el lado opuesto se situaron Almirall (-2%), Cellnex (-1,76%) y Colonial (-1,19%).

Superiores a las ganancias del Ibex 35 fueron las conseguidas por el resto de índices europeos. En una jornada en la que el instituto económico Ifo ha anunciado que la recuperación pospandemia se retrasa en Alemania, el Dax alemán repuntó un 1%. La mayor economía de la zona euro crecerá un 2,5% este año, según la revisión a la baja de 0,8 puntos. En 2022, el PIB alemán rebotará el 5,1% para moderarse al 1,5% en 2023. Por su parte, el Cac francés avanzó un 1,29% mientras el FSTE británico y el Mib italiano sumaron un 1,4%.

Con permiso de Evergrande, que hoy pasa a un segundo plano, la cita más importante del día es la reunión de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, que presentará sus nuevas previsiones macroeconómicas. La mayoría de los analistas creen que la autoridad monetaria no entrará en detalles sobre su tapering. "A pesar de que no se espera un anuncio de reducción gradual, el diagrama de puntos puede dar una sorpresa agresiva y requerir que Powell sea moderado y retroceda en la conferencia de prensa", dijo el director de economía y mercados del National Australia Bank, Tapas Strickland, a Reuters. Previamente, el Banco de Japón ha decidido hoy mantener sin cambios su política monetaria.

Las ganancias se trasladaron al mercado de deuda. La rentabilidad del bono a 10 años pasó del 0,32% al 0,31% mientras el bono alemán al mismo plazo ahondó las caídas y concluyó en el -0,32%.

En las materias primas, el cobre se mantiene cerca de un mínimo de un mes y los precios del petróleo avanzan. El petróleo Brent subió un 2,47% y superó los 76 dólares por barril. La caída de los inventarios de crudo en EE UU han servido de contrapunto a los rumores que apuntan a la posibilidad de que la recuperación económica en China haya tocado techo.

Normas
Entra en El País para participar