Tabaco

Philip Morris habla de un panorama “bastante desolador” en la economía española

La filial en el país ganó 49,3 millones en 2020, un 11,6% menos

Un usuario de un dispositivo Iqos
Un usuario de un dispositivo Iqos

La pandemia ha dejado un “panorama bastante desolador” en la economía española. Así lo considera Philip Morris Spain, que valora en sus cuentas de 2020, depositadas en el Registro Mercantil, el impacto que la pandemia ha dejado en el país.

“El escenario económico ha cambiado por completo debido a la pandemia”, explica en su informe de gestión, ahondando en que España ha sufrido más los efectos de la crisis al tener un “tejido productivo muy dependiente de servicios como la hostelería o el turismo”. Además, habla de una “posición fiscal muy deteriorada que ha hecho que el Gobierno no se atreva a dar ayudas directas más allá de los ERTE”, aunque reconoce que estos sí han permitido salvar los ingresos de la familia. Eso sí, “a costa de la deuda pública, algo que deja a la economía española expuesta a futuros problemas si no se corrige más adelante”.

En lo que se circunscribe a su actividad, la filial española de Philip Morris cerró 2020 con unos ingresos de 589 millones, una caída del 11% en un año en el que el mercado tabaquero nacional se contrajo un 8%. La tabaquera obtuvo un beneficio de 49,3 millones, una caía del 11,6%.
“La compañía, con independencia del contexto en que hatenido que desenvolverse, ha seguido apostando por un futuro sin humos, sin combustión y sin ceniza”, explica, detallando que Heets, su marca de cigarrillos para su dispositivo de tabaco calentado Iqos, alcanzaron una cuota de mercado del 1,1%, por el 0,7% del año pasado.

En la categoría principal, la de cigarrillos, la compañía cerró el año con una cuota del 30,7% en la península, un punto porcentual menos, y con un 39,7% en Canarias, 2,9 puntos porcentuales más.

Normas
Entra en El País para participar