Turismo

Globalia lanza un ERTE para 9.000 empleados, el 60% de su plantilla, por causas económicas

La medida se extenderá a Air Europa, Be Live Hotel, Groundforce

Juan José Hidalgo, presidente de Globalia
Juan José Hidalgo, presidente de Globalia

El grupo turístico Globalia ha anunciado que pondrá en marcha un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que afectaría a unos 9.000 empleados ante la posibilidad de que las conversaciones entre el Gobierno y los agentes sociales no den como resultado una prórroga de los ERTEs de fuerza mayor al menos durante este año.

La medida se extenderá a todas las empresas que componen el grupo turístico como Air Europa, Be Live Hotel y Groundforce, pero no afectará a los trabajadores de Halcón Viajes y el resto de su negocio de viajes, que pasó a formar parte de Ávoris Corporación Empresarial, han confirmado este miércoles a Efe fuentes de Globalia.

Globalia se suma, así, a Iberia que ha anunciado recientemente que negociará con los sindicatos un ERTE por causas organizativas y productivas, sin perjuicio de las decisiones que pueda adoptar respecto a los ERTE de fuerza mayor, una vez que se conozca el resultado de la negociación que se está llevando en el seno del Diálogo Social. Iberia pactó antes de la pandemia la compra de Globalia por 1.000 millones, cantidad que después se rebajó a 500. Además, según manifestó Iberia esta semana, las condiciones de la compra podrían volver a revisarse.

La necesidad de seguir aplicando un ERTE se debe a la lenta recuperación tanto de los vuelos de largo recorrido y de conexión como de los viajes de negocios y a las prohibiciones, restricciones y cuarentenas en vigor aun en muchos países.

Ávoris también se encuentra a la espera de la decisión sobre la prórroga de los ERTE de fuerza mayor para poner en marcha, si fuera necesario, un plan "B", dado que algunas empresas del grupo, como por ejemplo Catai, se especializa en grandes viajes a destinos de largo recorrido, cuya recuperación es más lenta, según fuentes del grupo.

De momento, el Gobierno plantea una prórroga de los ERTE (que finalizan el 30 de septiembre) hasta el 31 de enero de 2022, pero estarán ligados a la formación de empleados y tendrán más condiciones que los que están actualmente en vigor. Así, el ERTE planteado por Globalia por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción (conocido como ETOP) se produciría en el caso de que no se pudieran mantener la condidiones de los ERTEs de fuerza mayor actuales.

En los últimos meses, el 'holding' presidido por Juan José Hidalgo ha recibido ayudas en forma de préstamos por más de 800 millones. La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) concedió en octubre de 2020 un crédito de 475 millones a la aerolínea del grupo Air Europa y otros 320 millones al grupo de agencias Halcón Viajes, ahora fusionada con Avoris, en marzo de este año.

De aplicarse, el ERTE de Globalia será el segundo del sector y el mayor de la industria turística hasta la fecha. Hace solo unos días Iberia ya anunció un ERTE que afectaría a 5.000 empleados, casi la tercera parte de su plantilla.

A 15 de septiembre, quedaban 253.969 trabajadores en ERTE de los que unos 100.000 están en sectores ultraprotegidos (comercio, hostelería, turismo y transporte), unos 55.000 en un ERTE de impedimento o limitación (también hostelería y comercio) y algo menos de 100.0000 no tienen exoneraciones ni están concentrados en ningún sector en particular.

Normas
Entra en El País para participar