Evergrande profundiza su crisis en Bolsa después de que S&P pronostique su caída

La amenaza de impago de deuda está afectando la confianza de los inversores en el sector inmobiliario

Sede de Evergrande
Sede de Evergrande AFP

El gigante inmobiliario Evergrande profundiza su caída en la Bolsa de Hong Kong, con un descenso del 1,3%, después de que la agencia de calificación de riesgo S&P señalara que el grupo chino se encuentra al borde de la suspensión de pagos.  A pesar de los esfuerzos del presidente del coloso promotor para aumentar la confianza , los mercados solo esperan una posible intervención de Pekín para detener cualquier efecto dominó en la economía global. S&P considera posible una intervención, pero no una ayuda directa, por lo que aumentan las posibilidades de impago de deuda

"No es probable que el gobierno chino intervenga para dar apoyo directo a la promotora endeudada china Evergrande Group", señalaron los analistas de S&P Global Ratings en un informe este lunes. "No esperamos que el gobierno dé ningún apoyo directo a Evergrande",  añadieron, y reiteraron que Pekín "solo se verá obligado a intervenir si hay contagio de gran alcance que provoque la caída de varias promotoras importantes y plantee riesgos sistémicos para la economía".

Las acciones Evergrande llegaron a bajar este martes hasta un 7% en la Bolsa de Hong Kong si bien al cierre moderaron la caída hasta el 1,3%. Los títulos sufrieron el lunes un descenso del 10% y se situaron en su nivel más bajo en una década. El bono de la compañía al 8,25% con vencimiento en 2022  está un 75% por debajo del nivel de finales de mayo, según Bloomberg.

Los inversores temen que la posible caída Evergrande afecte a toda China, en lo que ya se compara con la caída de Lehman Brothers en 2008. Las deudas de la compañía representan aproximadamente el 2% del PIB del país asiático, es la promotora más endeudada del mundo y ha acumulado pasivos de alrededor de 300.000 millones de dólares. El grupo tiene obligaciones de pagos de intereses por sus bonos a partir del jueves y S&P considera que "es probable que se produzca un incumplimiento" de esos pagos.

Según el diario económico Caixin, la empresa debe pagar en los próximos 12 meses más de 800.000 millones de yuanes (127.500 millones de dólares, 105.000 millones de euros), pero solo dispone de un 10% de esa cantidad. 

La amenaza de quiebra está afectando la confianza de los inversores en el sector inmobiliario de China y así como a los mercados de deuda con las calificaciones más bajas, de nivel de alto riesgo o basura, dijo el asesor crediticio. El contagio ha provocado una ola de ventas global. 

El presidente de Evergrande, Hui Ka Yan, ha tratado de salir al paso con una carta a la plantilla en la que se muestra firmemente convencido de que la empresa saldrá pronto de este momento oscuro, según el documento al que ha tenido acceso el diario Securities Times.  Conforme sus planes, la empresa acelerará la reanudación total de la actividad constructora para garantizar la entrega de los edificios, dijo.

Proyecto de Evergrande en Pekín
Proyecto de Evergrande en Pekín AP

"Creo firmemente que con su esfuerzo concertado y arduo trabajo, Evergrande saldrá de su momento más oscuro, reanudará las construcciones a gran escala lo antes posible", dijo Hui, sin dar más detalles sobre cómo la empresa podría lograr estos objetivos.

 

Normas
Entra en El País para participar