Ladrillo

El gigante chino del ladrillo Evergrande se asoma al precipicio y desata el miedo

Las acciones de la promotora se han desplomado este lunes un 10% en Hong Kong

Edificio de la promotora china Evergrande.
Edificio de la promotora china Evergrande. REUTERS

La crisis de la segunda mayor inmobiliaria china va a más. Evergrande ha llegado a desplomarse este lunes un 19% en Bolsa, hasta sus mínimos en más de 11 años, ampliando las pérdidas de sus perspectivas de negocio ante la proximidad de un pago de su deuda y las dudas de que tenga recursos para honrar sus obligaciones financieras. La acción ha tocado los 2,06 dólares en Hong Kong, el nivel más bajo desde mayo de 2010, aunque ha concluido con un descenso del 10,24%.

Los inversores temen que una posible quiebra del “Gran Rinoceronte Blanco” afecte a toda China, ya que los pasivos de la compañía representan aproximadamente el 2% del PIB del país asiático. Evergrande ha estado luchando por conseguir fondos para pagar a sus numerosos prestamistas, proveedores e inversores, y los reguladores advierten que sus 305.000 millones de dólares de pasivo podrían provocar riesgos más amplios para el sistema financiero del país si no se estabiliza.

Uno de los principales acreedores de Evergrande ha hecho provisiones para pérdidas de sus préstamos al asediado promotor, mientras que algunos acreedores están planeando darle más tiempo para pagar, dijeron cuatro ejecutivos bancarios a Reuters. El promotor dijo el domingo que ha comenzado a pagar a los inversores en sus productos de gestión de patrimonio con bienes inmuebles.

Los responsables políticos están diciendo a los principales prestamistas de Evergrande que amplíen los pagos  de intereses o renueven los préstamos, y los observadores del mercado opinan que un rescate directo del gobierno es poco probable.

Evergrande debe pagar 83,5 millones de dólares de intereses el 23 de septiembre por su bono de marzo de 2022. El 29 de septiembre debe pagar otros 47,5 millones del 29 de septiembre por los bonos de marzo de 2024. Ambos bonos entrarían en impago si Evergrande no liquida los intereses dentro de los 30 días de las fechas de pago previstas.

En cualquier escenario de impago, Evergrande tendrá que reestructurar los bonos, pero los analistas esperan un bajo índice de recuperación para los inversores. La negociación de los bonos de la empresa puso de manifiesto el drástico deterioro de las expectativas.

El bono en dólares al 8,25% en marzo de 2022 se negociaba el lunes al  29% del nominal de la tarde, lo que supone una rentabilidad superior al 500%, frente al 13,7% de principios de año. El bono del 9,5% a marzo de 2024 se situaba en el 26% del nominal con un rendimiento superior al 80%, frente al 14,6% de principios de año.

Goldman Sachs dijo la semana pasada que como Evergrande tiene bonos en dólares emitidos tanto por la empresa matriz como por un vehículo de propósito especial, de una posible reestructuración podría diferir entre los dos conjuntos de bonos, y cualquier posible proceso de reestructuración podría prolongarse.

Los problemas de la empresa también presionaron al sector inmobiliario en general, así como al yuan, que cayó a un mínimo de tres semanas de 6,4831 por dólar. Las acciones de Sunac, la cuarta promotora inmobiliaria de China, cayeron más de un 10%, mientras que la empresa estatal Greco 10%, mientras que la empresa estatal Greentown China se desplomó más de un 9%.

Normas
Entra en El País para participar