Vía Ágora invertirá medio millón para dotar con exoesqueletos a sus trabajadores de construcción

Firma un convenio de colaboración con el fabricante vasco Gogoa

Juan Antonio Gómez-Pintado, presidente de Vía Ágora.
Juan Antonio Gómez-Pintado, presidente de Vía Ágora.

Vía Ágora invertirá 500.000 euros para dotar a sus empleados que trabajan en la construcción con exoesqueletos. La promotora de Juan Antonio Gómez-Pintado (ex Vía Célere) ha firmado un convenio con la compañía vasca Gogoa por el cual adquirirá este equipamiento y su objetivo es incorporarlo a partir de 2022 a todos los procesos productivos para evitar lesiones en músculos y huesos.

Se trata de una iniciativa pionera, ya que el uso de los exoesqueltos en la industria es aún incipiente. Hasta ahora su implementación se había limitado a la industria militar y a la automovilística (Ford en su planta de Almusafes ya ha implementado esta tecnología). Y es que, los exoesqueletos, que son máquinas móviles y portátiles permiten mejorar la movilidad cuando el empleado trabaja con peso. Además,

Aunque hay diferentes tipos de exoesqueletos adaptados a la tarea que se va a desempeñar, en general, se trata de un arnés que se ciñe a la cintura para proteger la parte lumbar. Igualmente, algunos modelos están dotados con unos brazos mecánicos que cargan con el peso que se va a levantar. Según los cálculos de Gogoa los exoesqueletos permiten reducir entre un 7’% y un 80% la carga cervical a largo plazo.

Según explica la promotora, uno de los principales desafíos del sector es la falta de mano de obra, por lo que la incorporación de esta tecnología pretende también dar un impulso para la creación de nuevos perfiles profesionales, facilitar la incorporación de la mujer, y extender la trayectoria de los empleados más veteranos.

Tradicionalmente, el trabajo en construcción implica grandes esfuerzos físicos, y al ser percibido como causante de lesiones de deterioro muscular y de las articulaciones, generaba cierto rechaza para el sector más joven. “Detrás de esta tecnología disruptiva existe la vocación de integrar medidas ergonómicas preventivas para los trabajadores, que sirvan a su vez como EPIs, de manera que podamos democratizar su uso. Además, en nuestro afán de mejora continua, creemos que hay que buscar alternativas que mejoren y modernicen el día a día de los trabajadores de la construcción”, expresó Gómez-Pintado, presidente de Vía Ágora.

Los trastornos músculo-esqueléticos son el problema de salud relacionado con el trabajo más común en España y en Europa. Siguen siendo la principal causa de accidente en el conjunto de la siniestralidad laboral de nuestro país, acaparando más de un 75% de los partes con baja por enfermedad laboral.

Normas
Entra en El País para participar