El Consorcio de Seguros cubre los daños provocados por el volcán

Indemnizará a los dueños de viviendas o vehículos que tuvieran una póliza en vigor

Los ríos de lava fluyendo cerca de la localidad de Los Llanos, en la isla canaria de La Palma.
Los ríos de lava fluyendo cerca de la localidad de Los Llanos, en la isla canaria de La Palma.

Las imágenes de los ríos de lava engullendo viviendas en la isla de La Palma han impresionado a todo el mundo. La erupción del volcán en la zona de la Montaña Rajada ha obligado a evacuar a más de 5.000 personas y está empezando a provocar importantes daños materiales. Ahora bien, los dueños de viviendas que tuviera un seguro en vigor podrán percibir una indemnización por parte del Consorcio de Compensación de Seguros (CCS), una entidad pública dependiente del Ministerio de Economía y dotada con pequeñas aportaciones de todos los asegurados.

Una de las coberturas específicas que incluye este organismo son los "fenómenos de la naturaleza": inundaciones extraordinarias, terremotos, maremotos, ciclones, caída de aeroliticos.... y también "erupciones volcánicas". En el caso de los daños causados por terremotos, maremotos y erupciones volcánicas deberá haber una certificación expedida por el Instituto Geográfico Nacional y demás Organismos Públicos competentes en la materia.

Por el momento, ha habido un centenar de casas y propiedades que se han visto afectadas por la erupción. Para que el Consorcio abone una indemnización al propietario es imprescindible que contara con una póliza de seguro de hogar en vigor. El cobro de esta indemnización es independiente de la percepción de futuras ayudas públicas que pudiera conceder el Ejecutivo central o el Gobierno canario al considerar la región una zona catastrófica.

Si algún negocio o comercio se viera afectado por la erupción volcánica, también podría estar cubierto por el CCS siempre que el propietario hubiera contratado algún seguro de incendio, o de rotura de cristales, para la tienda o el almacen.

Las personas que gestionen sus seguros a través de mediadores de seguros, agentes y corredores, pueden dirigirse a estos profesionales que inicien la tramitación. El Consorcio permite que estos representantes de los asegurados realicen en su nombre la comunicación del siniestro y aporten los datos necesarios para iniciar los trámites previos al cobro. El CCS enviará a un perito a evaluar los daños, antes de dar el visto bueno a la indemnización.


Un organismo público-privado

El Consorcio es una figura híbrida dentro del sector asegurador español, y muy apreciada por parte de la industria. El organismo, presidido ahora por Sergio Álvarez Camiña (director general de Seguros y Fondos de Pensiones) y dirigido por Flavia Rodríguez-Ponga (ex directora general de la DGSFP) no solo cubre eventos naturales extraordinarios, también incluye coberturas por terrorismo, rebeliones, sediciones, motines...(de hecho, a cubierto algunos daños producidos por vandalismo durante las protestas en Cataluña ligadas a las demandas independistas).

Además, el Consorcio también cubre a aquellos potenciales clientes de seguros de vehículos a los que ninguna compañía les quiere dar cobertura (la mayoría, ciclomotores de conductores noveles), o los daños provocados por coches que no tenían el seguro en vigor. También entra en combinación con seguros agrícolas para ciertos eventos catastróficos. Además, en 2020 se hizo cargo de un reaseguro de seguros de crédito para tratar de apoyar a las empresas afectadas por el Covid 19 y que utilizaban esta figura aseguradora. Por último, el CCS se encarga de la liquidación de las aseguradoras en quiebra.

Aunque es un organismo público, se nutre de las pequeñas aportaciones que hacen todos los clientes de aseguradoras, que pagan un pequeño recargo para cubrir todos estos eventos. Para el sector es un buen aliado, porque consigue limitar los riesgos de cola, al cubrir ciertos eventos extraordinarios a los que las compañías convencionales no quieren exponerse.

El CCS tramitó el año pasado cerca de 140.000 expedientes por riesgos extraordinarios. El organismo ingresó algo más de 1.000 millones de euros en concepto de primas y dispone de un patrimonio de más de 9.000 millones de euros, concentrado en bonos y en inmuebles.

 

 

Normas
Entra en El País para participar