La Procuraduría llama a abrazar las diferencias en sus premios "Convivencia y Tolerancia"

Carmen Calvo y Manuel Pizarro, presidente de la Real Academia de Jurisprudencia, recogieron las distinciones

De izq a dcha: Juan Carlos Estévez, Juan José González Rivas, Carmen Calvo, Gabriel de Diego y Manuel Pizarro
De izq a dcha: Juan Carlos Estévez, Juan José González Rivas, Carmen Calvo, Gabriel de Diego y Manuel Pizarro

Este jueves los procuradores se vistieron de gala para entregar los Premios de la Procura en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. La que fuera hasta hace unos meses vicepresidenta Primera del Gobierno y ministra de la Presidencia, Carmen Calvo, recibió de manos de Juan Carlos Estévez, presidente del Consejo General de Procuradores de España, el galardón Convivencia y Tolerancia que le había sido concedido en 2020, pero que no pudo recoger debido a la pandemia que ahora parece amainar.

Los procuradores destacaron su labor realizada “en favor de la igualdad, en materia de conciliación y, especialmente, en la lucha contra la violencia de género desde los distintos cargos que ha venido ostentado a lo largo de su trayectoria política”.

La socialista, rodeada de sus “amigos” el ministro Marlaska y Juan Carlos Campo, el anterior titular de Justicia, agradeció el premio y se lo brindó a las mujeres, por las que ha luchado prácticamente desde que tiene uso de razón, según manifestó al pronunciar su discurso. Calvo dijo que son “tiempos extraños” para que distingan a una persona debido a lo polarizada que está la política nacional y animó a superar la idea de "tolerancia" porque lo importantes es “ponerse en los zapatos del otro”.

Manuel Pizarro Moreno, miembro del Consejo de Estado como vocal nato y actual presidente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación, también fue reconocido con el premio Balanza de Oro de la Justicia, que le entregó el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas, por su “extraordinaria contribución al fortalecimiento del Estado de Derecho como servidor público, en su condición de abogado del estado.” En su discurso, Gabriel de Diego, decano los procuradores madrileños, destacó de Manuel Pizarro su “brillantez en los campos financiero y jurídico y su compromiso con innumerables causas sociales de carácter humanitario en las cuales colabora de manera desinteresada”.

El que fuera diputado por el PP agradeció que “se acuerden de uno cuando ya no reparte caramelos” y elogió el “sentido de Estado” de Carmen Calvo, con la que ha recorrido diversos viajes políticos que se van a guardar para ellos, según dijo la socialista en un cariñoso gesto hacia Pizarro.

Agentes de ejecución

En una gala conducida por la periodista y escritora Marta Robles, dos fueron los mensajes principales que centraron el discurso del presidente de los procuradores, Juan Carlos Estévez. El primero, “la necesidad de un gran acuerdo político para acometer las reformas necesarias de cara a aumentar la eficacia y la agilidad de los órganos judiciales”; y el segundo, “la conveniencia de convertir a los procuradores, siguiendo el ejemplo europeo, en agentes de ejecución”. Y es que, en este ámbito “sacamos muy mala nota” porque, al contrario de lo que ocurre en otros países, “no existe en España la figura de agentes de la ejecución especializados en esa tarea”, señaló el presidente.

En esta edición también fue galardonada la presidenta de la Comunidad de Madrid Isabel Díaz Ayuso por su “eficaz gestión" durante la pandemia "y, especialmente, por las medidas adoptadas en aras al empuje necesario y fundamental para la recuperación económica". Sin embargo, la presidenta no pudo asistir a recoger el premio por problemas de agenda.

La velada terminó con un cóctel en honor de los asistentes, amenizado por un pequeño concierto. La flor y nata de la Procuraduría se prepara ya para la próxima edición.

Normas
Entra en El País para participar