Renovables

Iberdrola solicita otros 2.000 MW de eólica marina en Estados Unidos

El grupo entra en la precalificación para nuevos proyectos 'off shore' en Francia

Parque de Iberdrola en Alemania.
Parque de Iberdrola en Alemania.

Iberdrola ha presentado en Estados Unidos dos solicitudes para la adjudicación de 2.000 MW de generación por la vía de la eólica marina, adicionales a los proyectos de off shore que ya desarrolla en el país. A través de su participada Vineyard, en cuyo capital también está presente el fondo Copenhagen Infrastructure Partners (CIP), la petición tiene que ver con nuevas explotaciones renovables frente a las costas de Massachusetts.

Las propuestas, denominadas Commonwealth Wind, consisten en dos parques de eólica marina de 800 MW y 1.200 MW de capacidad. Suponen cientos de millones de inversión en nuevas infraestructuras, cuya construcción generará miles de empleos, siempre desde el respeto al entorno, según fuentes cercanas a la operación.

En este mercado, Avangrid, la filial estadounidense de Iberdrola, ha anunciado el cierre de la primera fase de financiación de Vineyard Wind 1, un complejo eólico de 800 MW de capacidad que también estará ubicado en aguas de Massachusetts. Avangrid ha firmado con nueve bancos locales un compromiso crediticio de 2.300 millones de dólares, unos 1.950 millones de euros con el actual tipo de cambio. Las obras comenzarán en los próximos meses.

Los proyectos de Commonwealth se ubicarían al sur de los parques Vineyard Wind 1 y Park City Wind (que suman 1.600 MW de capacidad en aguas de Massachusetts). En una zona que respetaría la distancia debida y las condiciones de seguridad en la navegación, de acuerdo con la normativa de la Guardia Costera de los Estados Unidos.

También en el ámbito off shore, Iberdrola ha sido uno de los diez grupos que se ha precalificado en Francia para la quinta subasta de nueva licencias de explotación, según el proceso abierto por el Ministerio de Transición Ecológica del Gobierno de París.

La administración gala se reunirá en los próximos meses con los candidatos para discutir las especificaciones de los proyectos, donde tiene mucha importancia su encaje con el sector pesquero de la zona donde vaya a implantarse el parque, además de la integración sostenible de las instalaciones en el entorno social y económico.

Además de Iberdrola, entre los precalificados aparecen EDF, Equinor, RWE, Engie, EDPR, Total, Vattenfall y Shell. El grupo que preside Ignacio Galán ya ha dado su primer paso en eólica marina en el país galo, donde construye un parque frente a las costas de Bretaña, en la Bahía de Saint Brieuc. Supone una inversión de 2.400 millones para generar 496 MW. Entrará en operación en 2023 y podrá cubrir el consumo de energía de 835.000 personas.

Normas
Entra en El País para participar