El Gobierno utilizará el recorte a las eléctricas a bajar la parte fija del recibo de la luz

Iberdrola deberá ofertar 7.323 GWh en las nuevas subastas; Endesa, 6.737 GWh; Naturgy 1.405 GWh; y EDP 363,72 GWh

El Gobierno utilizará el recorte a las eléctricas a bajar la parte fija del recibo de la luz
EFE

El BOE publicó ayer el real decreto ley con el que el Gobierno pretende paliar el efecto en cadena que tiene la escalada de los precios internacionales del gas en el mercado mayorista de la electricidad (que para hoy marca un nuevo récord de 188 euros el megavatio hora) y en el de la energía que pagan los usuarios domésticos acogidos al precio regulado (PVPC), indexado directamente al pool.

Una de las medidas que recoge la norma es lo que el Ministerio para la Transición Ecológica denomina detracción de los ingresos extraordinarios que las tecnologías no emisoras de CO2 (nuclear, hidráulica y las renovables que van al mercado) reciben por los altos precios del gas, un combustible que marca el precio marginal del que aquellas se benefician. El Ejecutivo calcula que por este concepto las empresas dejarán de percibir hasta el 31 de marzo 2.600 millones de euros, que les dejará de liquidar en este periodo el operador del sistema, REE.

Aunque el consumidor seguirá pagando el alto precio del pool, verá reducida su factura no en el término de energía sino en los llamados cargos de los peajes, que se reducirán drásticamente (en algunos tramos horarios, el término de potencia de la factura, en lo relativo a los cargos será cero euros kWh).

Los peajes propiamente dichos es el coste que los usuarios pagan por el uso de las redes de distribución y transporte y por el funcionamiento del sistema, y su regulación y revisión está en manos de la CNMC, mientras que los cargos dependen del ministerio y son costes ajenos al sistema (primas de las renovables, el pago de la deuda eléctrica o los sobrecostes de las islas), cuya competencia es de Transición Ecológica.

De lo complejo de la aplicación de este nuevo mecanismo, y para evitar grietas, da idea algunos de los desarrollos de la misma. Por ejemplo, siempre que en el precio marginal participe en más o menos el 10% el gas, aunque el precio final corresponda a otras tecnologías, se considerará que el marginal lo ha marcado el gas.

Así, los ingresos por esa energía vendida serán detraídos, según la nueva regulación. A partir de un precio del gas de 20 euros el megavatio hora se aplicarán unos coeficientes, que determinarán el precio que podrán cobrar las tecnologías afectadas en el próximo semestre, más allá de la evolución de los precios del gas.

Reparto de la subasta de energía

En el real decreto ley publicado ayer también cómo queda el reparto de la subasta de energía que deberán realizar las grandes eléctricas. Iberdrola, Endesa, Naturgy y EDP deberán ofertar electricidad de forma proporcional a su cuota que podrán comprar las comercializadoras independientes y los grandes consumidores mediante contratos a plazo con un periodo de liquidación igual o superior a un año. En total, deberán ofrecer 15.830 gigavatios (GWh), equivalentes al 6,3% de la demanda eléctrica nacional en 2020. Pues bien, por cada empresa la subasta queda así: Endesa 6.737,26 GWh; Iberdrola 7.323,63 GWh; Naturgy 1.405,48 GWh; y EDP 363,72 GWh.

La norma aprobada por el Ejecutivo prevé también la reforma de la tarifa regulada para que incorpore la referencia de precio de la subasta con una ponderación máxima del 10%. Por su parte, las comercializadoras independientes que adquieran energía por esta vía deberán indicarlo en las facturas de los clientes.

En resumen, el texto incluye medidas tanto fiscales como dirigidas al mercado eléctrico, y todas ellas entrarán en vigor este jueves. Así, recoge la rebaja del impuesto especial eléctrico, del 5,1% al 0,5%, la prórroga de la suspensión del impuesto de generación eléctrica, el límite aplicado a la TUR del gas y la creación del suministro mínimo vital para evitar cortes de suministro.

Normas
Entra en El País para participar