Vodafone España presenta un ERE para más de 500 empleados

En 2019 acordó otro ajuste para cerca de 1.000 trabajadores

Afectará especialmente a las áreas comerciales

Nuevas tensiones en Vodafone España. La compañía ha presentado un expediente de regulación de empleo (ERE) para más de 500 trabajadores, según ha podido saber Cinco Días. La cifra supone en torno a un 12% de la actual plantilla de la teleco. La compañía ya realizó un ERE a principios de 2019, que supuso la salida de cerca de 1.000 trabajadores, en torno al 20% de la plantilla por aquel entonces, junto con cerca de 100 prejubilaciones.

En un comunicado posterior, Vodafone España ha explicado que el ajuste afectará potencialmente a un máximo de 515 empleados, principalmente de las áreas comerciales, y precisa que ha convocado a los sindicatos para iniciar a finales de septiembre el periodo de consultas, que durará un mes.

Según la empresa, la decisión de iniciar este procedimiento se justifica por razones económicas, productivas y organizativas, y está incentivada por la tendencia del mercado en el sector de las telecomunicaciones y por la necesidad de mejorar su rendimiento operativo acelerando su estrategia de transformación digital. La teleco insiste en que abordará la negociación con la determinación de alcanzar con la representación social el mejor acuerdo posible tanto para los empleados como para la empresa.

“Desde hace algunos años, la intensidad competitiva en precios y la deriva hacia las tarifas de bajo valor en España ha provocado una fuerte caída de los ingresos y un importante deterioro de los márgenes. En este contexto, Vodafone España inició su programa de reposicionamiento”, dice la teleco.

La compañía asegura que este reequilibrio en la organización propone un ajuste en las áreas más operativas, canales comerciales y en productos y servicios para adaptarse al entorno de mercado y refuerza su compromiso de crear nuevos perfiles a lo largo del próximo año.

En este sentido, Vodafone se ha visto penalizada en los últimos tiempos por la fuerte competencia que se vive en el sector en España, con el avance de las tarifas low cost. En su último ejercicio fiscal, la operadora registró unos ingresos de 4.166 millones de euros, un 3% menos. En el primer trimestre de este año, entre abril y junio, subieron un 0,3% en términos interanuales, si bien dicho periodo del ejercicio anterior había estado marcado por el parón provocado por los confinamientos derivados de la pandemia del Covid.

A finales del pasado año, Vodafone España firmó un nuevo convenio colectivo para su plantilla que estaría vigente hasta final de 2022. Entre otras medidas, en el convenio se estableció un rango de incremento salarial de entre el 1% y el 2,5%, en función del cumplimiento de los objetivos.

Vodafone no es la única operadora que ha realizado ajustes este año. En junio pasado, Orange acordó un ERE voluntario que afectó finalmente a 400 personas, frente a las 485 establecidas en el inicio del proceso.

Normas
Entra en El País para participar