España se consolida como referencia mundial del arbitraje

Han dado fruto los destacados trabajos de promoción y divulgación del Club Español del Arbitraje, del CIAM o de la AEADE, entre otros

GETTY IMAGES
GETTY IMAGES

El arbitraje internacional ha conformado el vehículo sobre el que se ha desarrollado el comercio internacional desde hace décadas. En un mundo cuyo crecimiento económico se ha basado en el incremento de las transacciones comerciales, la existencia de mecanismos que proporcionen seguridad a las empresas y que garanticen la integridad de sus transacciones se ha erigido como una auténtica necesidad.

En efecto, la internacionalización empresarial siempre ha implicado riesgos legales destacables, entre ellos la desventaja que supone litigar ante tribunales judiciales extranjeros frente a contrapartes locales, la dificultad para obligar el cumplimiento de los contratos en ciertos países (en particular, cuando se trata de jurisdicciones poco fiables y/o con un riesgo país elevado) o el sobrecoste que supone contratar abogados locales para cada jurisdicción.

Por todo ello, el arbitraje internacional se alzó hace años como el instrumento más utilizado para minimizar los riesgos de la internacionalización al permitir que las partes diriman sus disputas en un país neutral, en un idioma conocido y utilizando a sus abogados locales en lugar de recurrir a asesores legales diferentes en cada país en el que invierten.

Ante la importancia estratégica de este instrumento en los mercados internacionales, nuestra jurisdicción ha venido adoptando numerosas medidas para consolidarse como una sede arbitral de referencia desde hace años. En efecto, España cuenta desde el 2003 con una Ley de Arbitraje moderna que dota de flexibilidad y seguridad a este método de resolución de controversias.

Lejos de frenar esa progresión, el arbitraje en España ha dado un paso de gigante en los años 2020 y 2021 gracias a la creación del Centro Internacional de Arbitraje de Madrid (CIAM), así como por el dictado de las sentencias del Tribunal Constitucional blindando el arbitraje en España. Hitos que han sido especialmente celebrados por la comunidad arbitral española. Estos avances se han visto coronados por el reconocimiento otorgado en fechas recientes por la Global Arbitration Review (GAR), que ha premiado a España como el país del mundo que mayores avances ha realizado en este campo.

Este reconocimiento internacional visibiliza a España fuera de nuestras fronteras como una sede arbitral capaz de acoger disputas de gran relevancia, permitiendo a nuestra jurisdicción codearse con referencias mundiales en arbitraje como Reino Unido, Estados Unidos, Singapur, Suiza o Francia.

Los motivos que más han influido en la obtención de este cambio de estatus internacional son, primero, que en enero de 2020 inicia operaciones el CIAM, nueva institución arbitral que aúna a las principales cortes arbitrales españolas, a las que se ha sumado el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid como socio estratégico. El CIAM ofrece a las empresas extranjeras una institución española de alcance internacional que acumula la experiencia de las cortes fundadoras. Además, el CIAM se ha convertido inmediatamente en un centro de arbitraje de gran prestigio al incorporar en sus diferentes órganos a la élite del arbitraje español y extranjero. También se dotó de un reglamento arbitral que incorporaba las mejores prácticas arbitrales, recogidas en el reciente Código de Buenas Prácticas del Club Español del Arbitraje, texto que se ha convertido ya en una referencia de soft law fuera de nuestras fronteras.

En paralelo, el Tribunal Constitucional ha dictado diversas sentencias, entre junio de 2020 y la primera mitad del año 2021, en las que ha blindado definitivamente el arbitraje como mecanismo de resolución de disputas. Así, el respaldo del Tribunal Constitucional clarificando el muy restringido criterio que deben seguir los órganos judiciales españoles que revisan la validez de los laudos arbitrales dictados en nuestro país consolida la posición de España como una de las sedes de arbitrajes internacionales más solventes y seguras.

La doctrina sentada por el Tribunal Constitucional ha eliminado cualquier incertidumbre que pudiera existir en lo relativo a la interpretación judicial de nuestra Ley de Arbitraje y ha constatado el apoyo jurisdiccional a los medios alternativos de resolución de disputas.

Todas estas circunstancias han sido evaluadas por el GAR a la hora de reconocer a España como el país que mayores avances ha realizado en materia de arbitraje internacional. Este reconocimiento visibiliza nuestra jurisdicción como lugar de arbitrajes para las empresas extranjeras, dando fruto a los destacados trabajos de promoción y divulgación que han venido siendo realizados en diversos foros internacionales por el Club Español del Arbitraje, el CIAM o la AEADE, entre otros.

Por todo ello, no cabe duda de que España se encuentra ahora ante la oportunidad de situarse como una sede de arbitraje de referencia mundial; máxime ante la estrecha relación que la vincula con Latinoamérica, su enorme mercado hispanohablante y ante la posición de liderazgo de las empresas de infraestructuras y energéticas españolas en los mercados internacionales.

Luis Bravo Abolafia, socio de Gamero & Bravo Abogados

Normas
Entra en El País para participar