El fondo para costear las renovables salva su primera votación en el Congreso

La Cámara Baja ha rechazado las enmiendas de totalidad defendidas por Vox y el BNG

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.
La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. Europa Press

El proyecto de ley para la creación del Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico (FNSSE), con el que el Gobierno busca sacar de la factura de la luz el coste de las renovables, ha superado este lunes en el Pleno del Congreso su primera votación en su tramitación parlamentaria.

Así, la Cámara Baja ha rechazado las enmiendas de totalidad defendidas por Vox y el BNG, que trataban de tumbar la reforma y devolver el proyecto al Gobierno. Asimismo, el Gobierno y sus socios han rechazado la pretensión del PDeCAT de que el proyecto tenga que pasar por el Pleno del Congreso antes de ser aprobado de forma definitiva.

Al contar con competencia legislativa plena, la Comisión de Transición Ecológica y Reto Demográfico, donde PSOE y Unidas Podemos cuentan con una mayoría más cómoda, puede aprobar la reforma sin necesidad de pasar por el Pleno de la Cámara.

Este fondo, al que deberán aportar todos los operadores energéticos en función de su volumen de negocio, deberá financiar parte de los costes fijos de la factura de la luz, concretamente las retribuciones de las primeras instalaciones renovables, cogeneración y residuos (Recore), conocidas como las primas a las renovables.

El planteamiento del Gobierno es que ese fondo asuma graudalmente, y en un período de cinco años, estos cargos fijos del sistema eléctrico que actualmente se incluyen en los peajes de acceso de la factura eléctrica.

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha defendido este mecanismo como medida para "redistribuir" estos cargos en todo el sector, ya que se extiende al gasístico y al petrolero, dentro de una estrategia de descarbonización, y con un régimen de exenciones y compensaciones, incluida la industria electrointensiva.

Esta medida, ha asegurado Ribera, junto con el recorte a los ingresos de las eléctricas por su explotación de centrales nucleares e hidráulicas --otra iniciativa en tramitación en el Congreso--, puede recortar un 15% el coste del consumo de electricidad en las economías domésticas.

Normas
Entra en El País para participar