Transporte

Ryanair y las aerolíneas de IAG copan la mitad del tráfico de Aena entre julio y agosto

La irlandesa, Vueling y Easyjet, lideran el repunte del tráfico

Tráfico aéreo pulsa en la foto

Uno de cada dos viajeros que parte desde España o vuela hacia el país lo está haciendo este verano con Ryanair o con una de las aerolíneas españolas de IAG, Vueling o grupo Iberia. Las compañías aéreas han movido 25,9 millones de personas entre julio y agosto, de las que 5,6 millones viajaron con la low cost irlandesa; 4,4 millones compraron un billete de Vueling, segunda en el ranking, y algo más de 3 millones se subieron a un avión del grupo Iberia (Iberia, Iberia Express y Air Nostrum). En total, Ryanair y las citadas referencias de IAG superaron los 13 millones de viajeros en los dos primeros trimestres.

La cuarta posición en la red de aeropuertos de Aena es para Easyjet, que recupera terreno, especialmente en agosto, tras el largo letargo que se autoimpuso el año pasado. La británica se acerca, con sus 1,5 millones de pasajeros, al tráfico operado por Iberia (1,7 millones). Air Europa cierra las cinco primeras posiciones del verano con 1,2 millones de usuarios.

Las aerolíneas contabilizaron 14,2 millones de clientes en España en agosto, lo que supone un alza del 20% respecto al tráfico de julio (11,8 millones). Las 25 primeras referencias del ranking aportaron el 90% de la clientela que se movió en las terminales de Aena.

El volumen de viajeros domésticos está un 8% por debajo de agosto de 2019

El habitual tirón de agosto tiene como principales partícipes a Ryanair, Vueling y Easyjet. Las dos primeras transportaron a medio millón de viajeros más que en el mes precedente, mientras que la low cost naranja ganó 315.000. Para el resto del sector, el comportamiento el mes pasado fue parejo al de julio.

Teniendo en cuenta que en muchos casos el factor medio de ocupación de las principales aerolíneas es mas de 20 puntos inferior al de antes de la pandemia, las estadísticas de Aena sobre la temporada estival confirman el despegue de los vuelos domésticos, y mayor actividad en las conexiones intraeuropeas que en el largo radio.

La incógnita por despejar es el nivel de producción que van a mantener los grandes alimentadores de tráfico en la temporada de invierno.

Camino por recorrer

Aena publicó ayer sus estadísticas de actividad en agosto, con 189.070 despegues y aterrizajes operados en la red de aeropuertos. Esa cifra implica la recuperación de un 80,5% sobre el tráfico atendido en el mismo mes de 2019, cuando aún no había azotado la pandemia. Transitaron las terminales del operador público un total de 18 millones de viajeros (Aena contabiliza al cliente doméstico dos veces, cuando despega y cuando aterriza), un 39% menos que en el mes comparable de 2019. En el momento clave del verano se ha echado en falta el visitante internacional, con la mitad de los registrados hace dos años.

Aena contabilizó en agosto 7,6 millones de viajeros con origen o destino nacional (un 7,9% menos que en agosto de 2019), mientras que 10,3 millones volaron hacia o desde el extranjero. En este último caso el tráfico se ha resentido un 51%.

El tráfico con origen o destino internacional es un 51% menor que antes de la crisis

En el acumulado del año, según desvela la compañía pública, la reanimación del movimiento de pasajeros está aún a un 68% de alcanzar las cifras de dos años tras. En total, el volumen se queda en los 60,2 millones, mientras que los movimientos de aviones llegaron a los 892.063, un 44,3% menos.

El segmento menos afectado sigue siendo el del transporte de carga, cuya caída es del 8,8% en lo que va de ejercicio. En agosto, las 79.746 toneladas gestionadas suponen un descenso del 4,8%.

Por aeropuertos, el mes se saldó con 23.371 movimientos en Madrid-Barajas, lo que arroja un retroceso del 37%. En número de viajeros el batacazo es superior, con 2,97 millones de usuarios, un 48,7% menos que agosto de 2019.

En Palma de Mallorca se gestionaron 23.243 despegues y aterrizajes, con una pérdida del 19,3%. El tráfico de viajeros se dejó un 38%, con 2,65 millones en el aeropuerto balear. El desplome en Barcelona-El Prat está en los términos de Madrid, con un 33% a la baja para un total de 21.857 operaciones. La infraestructura catalana vio pasar a 2,85 millones de viajeros, con una disminución del 47%.

Málaga ha contabilizado 13.033 vuelos (-16,7%); Ibiza declara 12.160 (-0,8%); Gran Canaria bajó a 8.699 (-18%); Alicante-Elche atendió 7.828 operaciones (-27,2%); Valencia cerró agosto con 6.645 (-10,3%); Tenerife Norte registró 5.947 (-12,4%), y Menorca, 5.247 (-5,3%), entre los de mayor actividad.

El líder prevé operar al 100% este invierno

523 rutas. El consejero delegado de Ryanair, Eddie Wilson, anticipó la semana pasada que la low cost recuperará la próxima temporada de invierno la producción con la que entró en la pandemia. Su programación relacionada con España incluye 523 rutas, de las que 52 tienen origen o destino en Madrid-Barajas, siete de ellas nuevas. El pasado mes de agosto, la irlandesa alcanzó las 600 rutas en este país,un 80% de las que atendía en ese mismo mes antes de la crisis.

Toda la capacidad disponible. Aena reiteró ayer que tiene en servicio todas las terminales de sus aeropuertos para dar respuesta al aumento de la demanda en época de vacaciones. Muchas de ellas se mantuvieron cerradas hasta finales de junio debido al desplome del tráfico de pasajeros.

Más carga en Zaragoza y Vitoria. El aeropuerto que contabilizó mayor tráfico de mercancías fue Madrid-Barajas, con 41.948 toneladas, un 5,4% menos que en agosto de 2019. Le siguen los aeropuertos de Zaragoza, con 16.203 toneladas (+3,8%); Barcelona-El Prat, que registró 10.604 toneladas (-19,6%), y Vitoria, con 4.993 toneladas y un notable aumento del 21,4%.

Normas
Entra en El País para participar