Fibra óptica

Allianz, Macquarie, CPPIB y Ontario preparan sus pujas por Reintel

Red Eléctrica espera lanzar el proceso a finales de mes o inicios de octubre

Allianz, Macquarie, CPPIB y Ontario preparan sus pujas por Reintel

Los grandes fondos internacionales afilan sus garras sobre el activo estrella del segundo semestre. Grandes fondos de infraestructuras como Allianz, CPPIB, Macquarie, Ontario y Brookfield, entre otros, ya preparan sus pujas sobre la fibra óptica de Red Eléctrica, según indican fuentes financieras a este periódico. El proceso está previsto que avance de fase entre finales de este mes e inicios del siguiente.

Red Eléctrica avanza en su plan para poner en valor su red de fibra óptica, una de las mayores de España con 50.000 kilómetros desplegados junto a la red eléctrica y ferroviaria. En primavera contrató a Barclays y UBS para pilotar el proceso. Espera encontrar un socio que adquiera hasta el 49% de Reintel, la filial que agrupa estos activos de fibra.

El mercado esperaba que el proceso de venta se lanzase en primavera, antes del verano. Pero la CNMC se interpuso. El regulador trató de fijar unas condiciones claras para el futuro de la compañía antes de que se lanzase el proceso como tal, al considerar que la fibra que discurre junto a las redes energéticas también forma parte de los activos bajo su jurisdicción. Impuso un nuevo esquema de reconocimiento de ingresos, por el cual reducía los ingresos por actividad regulada atribuido a estas redes de fibra. El objetivo es blindar el sistema eléctrico y que no se trasladen costes adicionales al consumidor.

Una vez obtenido el dictamen del regulador y a la vuelta de las vacaciones, tanto Reintel como sus bancos han tratado de reavivar el proceso. En las últimas semanas han realizado una ronda de llamadas a los principales bancos de inversión que operan en España para que trasladen a los posibles un cambio de tercio. La idea es que preparen ya sus ofertas no vinculantes para que las presenten a la compañía o bien a finales de este mes o, como tarde, a inicios del próximo. El calendario pasa por lanzar entonces el proceso oficialmente para contar con un ganador antes de Navidades.

Así las cosas, los grandes fondos internacionales ha están moviendo ficha. En la quiniela de interesados ya aparecen el brazo de inversión de Allianz, grandes fondos canadienses como CPPIB, Ontario o Brookfield, o australianos como Macquarie, que cuenta en España con la compañía Onivia, el quinto operador de fibra, donde comparte el accionariado con el fondo Aberdeen y construyó sobre la compra de activos de fibra de MasMóvil.

Antes de la intervención de la CNMC, la compañía que preside Beatriz Corredor valoraba su red de fibra en 1.200 millones, de la que no piensa desprenderse de más de la mitad. Ahora los asesores deben recalcular el valor de la firma, si bien desde Red Eléctrica –cuyo 20% está en manos del Estado a través de la SEPI– están decididos a seguir adelante con el proceso.

"El Grupo Red Eléctrica sigue desarrollando los proyectos y medidas previstas en nuestro Plan Estratégico, entre ellas la posible venta de una participación minoritaria del capital social de Reintel, que se realizará en el momento estratégico más oportuno", indica un portavoz de la compañía.

Papel del mercado

La operación de Reintel no es más que la joya de la corona de un sector en ebullición en España. Junto a Red Eléctrica, EQT también busca comprador para Adamo. MasMovil, por su parte, analiza soluciones para las redes que ha adquirido tras la opa de Euskaltel. Y Telefónica –que ha incorporado socios a sus redes de fibra de Alemania, Brasil y Chile– avanza con la desinversión de su negocio de cable submarino.

Pero la gran transacción de fibra en el mercado español tuvo lugar en 2018, cuando Cinven decidió recomprar el negocio latinoamericano de Ufinet –sobre el que Enel tiene ahora una opción de compra que puede derivar en una nueva transacción– y vender la parte española al fondo francés Antin. Esta operación valoraba la compañía, construida sobre los cimientos de los cables de Gas Natural, en más de 2.000 millones.

Esta gran transacción fue ya entonces el catalizador de muchas más en el mercado español. También Iberdrola decidió desprenderse de su fibra oscura, que terminó en manos de Lyntia por 260 millones. Según la CNMC, Reintel y Lyntia copan la mayor parte del mercado de fibra óptica en España. MásMóvil se desprendió de dos paquetes de su fibra. En 2019, vendió una parte de su red, que da servicio a 940.000 hogares, por 418 millones. En 2020 creó una joint venture con Orange para desplegar entre 2,2 y 2,75 millones de accesos de fibra entre 2020 y 2023.

Normas
Entra en El País para participar