Calviño pide a Bruselas ampliar el plazo de concesión de las ayudas directas para elevar su reparto

La vicepresidenta primera del Gobierno argumenta que el paquete de 7.000 millones de euros llegue a un mayor número de empresas y autónomos de los actualmente asistidos

La vicepresidenta económica del Gobierno, Nadia Calviño.
La vicepresidenta económica del Gobierno, Nadia Calviño.

El Gobierno ha pedido permiso a la Unión Europea para extender la duración del marco extraordinario de concesión de asistencia pública en respuesta a la crisis del Covid con el objetivo de incrementar la concesión del paquete de ayudas directas de 7.000 millones de euros a autónomos y pequeñas empresas. Un plan, aprobado el pasado mes de marzo por el Gobierno central y gestionado por las comunidades autónomas, en el que, como avanzaba este diario, se corre el riesgo de no repartir ni la mitad de los fondos.

El anuncio fue anticipado este miércoles por la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, en una entrevista a Onda Cero, en la que anunció que ha solicitado a Bruselas “que se extienda el marco extraordinario de ayudas de respuesta a la Covid” más allá del 31 de diciembre de este año. Fechas tras la cuál este tipo de ayudas a fondo perdido quedarían restringidas.

“El ritmo de ejecución de las comunidades autónomas está siendo muy desigual” admitió este miércoles Calviño, explicando que “algunas que ya nos han anunciado que van a terminar de ejecutar en breve y, sin embargo, otras van más rezagadas desde el principio”.

“Nosotros hemos prestado todo el apoyo posible a aquellas comunidades autónomas que iban más lentas para que lo pudieran distribuir. Y en todo caso, ya hemos pedido a la Comisión Europea que se extienda el marco extraordinario de ayudas públicas de respuesta a la Covid”, agregó.

Así, como explicaba este diario, mientras que Canarias y Baleares –que concentran entre las dos 2.000 de los 7.000 millones repartidos por todo el país por el especial impacto sobre su actividad turística– han gestionado solicitudes por cerca del 80% de los fondos, otras comunidades apenas han llegado a barajar peticiones a doble dígito sobre el total de los recursos que manejan. De media no se habría llegado a solicitar ni el 50% del monto repartido.

Desde las asociaciones de autónomos denuncian que las condiciones de acceso y las trabas burocráticas de unas ayudas impulsadas por el Gobierno y gestionadas por las comunidades autónomas están limitando el alcance del paquete. A partir de ahí, asociaciones del ramo como ATA o UPTA han solicitado formalmente a Economía que amplíe el plazo de concesión más allá del 31 de diciembre y que flexibilicen las condiciones de acceso.

Un paso que Calviño parece decidida a dar ahora si logra el plácet para ampliar los plazos de reparto, pues este miércoles aclaró que su objetivo con las ayudas es “llegar no solo a esas empresas que más lo necesitaban”, y que habrán obtenido los fondos en las primeras convocatorias, “sino llegar a un conjunto más amplio de empresas afectadas por la pandemia”. La vicepresidenta subrayó su compromiso con las pymes, “porque son el corazón verdaderamente de nuestro tejido productivo”.

Más allá, durante la entrevista recogida por Servimedia, Calviño ha defendido que la “prioridad” del Gobierno “desde el principio” ha sido “proteger a las pequeñas y medianas empresas”, hasta el punto que desde marzo de 2020 “todas” las medidas adoptadas para encarar la situación creada por la pandemia “han tenido un ángulo especial de apoyo a las pequeñas y medianas empresas, porque son el corazón verdaderamente de nuestro tejido productivo”.

Normas
Entra en El País para participar