Alvic se lanza a crecer con la vista puesta en el exterior

Abre tres nuevos centros en A Coruña, Estepona y Pamplona. Las ventas a terceros países ya suponen el 65% de su facturación.

Cocina con materiales de Alvic.
Cocina con materiales de Alvic.

Alvic quiere aprovechar la salida de la crisis para pisar el acelerador y cumplir con los hitos de crecimiento marcados en su plan de negocio. Esta empresa nacida en Alcaudete (Jaén) en 1965 y especializada en la fabricación de superficies para muebles y oficinas ya suma 30 centros en España, tras las tres recientes aperturas en A Coruña, Estepona y Pamplona, y apuesta por activar de forma definitiva su plan de expansión internacional paralizado por la irrupción del coronavirus en todo el mundo.

Con una facturación de 180 millones en el último año previo a la crisis, el peso del negocio exterior ha ido creciendo de forma exponencial. En la actualidad vende en 98 países, tiene un punto de distribución en Toulouse (Francia) y otros tres anunciados (Bayona, Montpellier y Burdeos) y desde 2019 cuenta con una fábrica en Florida (EE UU) para abastecer a todos los clientes de esa región del mundo.

Corporación Financiera Alba posee el 9,5% de la compañía desde finales de 2019

Los últimos datos de cifra de negocio, correspondientes al primer semestre de 2021, confirman la creciente importancia del negocio internacional. Alvic cerró ese período con un incremento anual de ventas del 62% respecto a 2020 e incluso un 22% por encima de los niveles precrisis. En la actualidad, el 65% de las ventas procede de mercados exteriores, un porcentaje que seguirá creciendo a corto plazo por la evolución de la facturación por países en el primer semestre. Las ventas a tres de sus mayores mercados (EE UU, Francia y Reino Unido) crecieron un 76%, un 75% y un 73%, respectivamente, mientras que la facturación procedente de otros mercados menos importantes en ventas, pero situados en zonas emergentes, como Corea del Sur, Ecuador o Colombia, se ha duplicado en el citado período.

Esa apuesta por el negocio exterior, sin embargo, es compatible con el despliegue del negocio en España, aún sin despegar por el parón de la demanda interna. A la espera de que regrese, el grupo ya se ha preparado para ese momento con una fuerte inversión presupuestada y ejecutada antes de la crisis. En 2019 amplió en 16.000 metros cuadrados la planta que tiene en Alcaudete (Jaén) y un año después, en plena crisis sanitaria, abrió otra nueva fábrica para producir y suministrar pedidos just in time (solo disponible para ciertas referencias del catálogo que pueden ser enviadas en períodos muy cortos de tiempo).

La facturación en el primer semestre ha superado en un 22% la cifra de negocio precrisis

A esos dos centros se unen dos plantas situadas en Vic (Barcelona) y Solsona (Lleida). La primera está especializada en muebles de oficinas, puertas y muebles de cocina, mientras que la segunda se centra en la producción en mueble-kit para su venta en grandes superficies para que el cliente lo monte en su casa.

El proyecto empresarial cuenta con el respaldo de Corporación Financiera Alba, el holding de inversiones de Banca March, que a finales de 2019 se hizo con una participación del 9,4% a través del vehículo Deya Capital IV, en el que también participa el fondo KKR, por un importe de 23,4 millones de euros

Normas
Entra en El País para participar