El Ibex se descuelga de Europa con una leve caída del 0,11%

El selectivo acaba la jornada en 8.981,4 puntos

Ibex
Un panel con la evolución del Ibex 35, en el Palacio de la Bolsa de Madrid.

El Ibex cierra la sesión con una leve caída, del 0,11%, hasta los 8.981,4 puntos. El selectivo español ha tenido una jornada oscilante, con apertura bajista, luego subir ligeramente hasta sobrepasar los 9.000 puntos, para luego corregir levemente. La apertura al alza de Wall Street no ha bastado para impulsar a la Bolsa española, que se ha topado durante todo el mes de agosto con el muro infranqueable de los 9.000 puntos. El mercado espera señales macroeconómicas que confirmen la solidez de la recuperación.

Por valores, el que mayores pérdidas ha registrado es Inmobliaria Colonial, que se ha dejado un 2,1%, seguido de otra firma inmobiliaria, la socimi Merlin Proterties, que perdía un 1,96%. Banco Santander cedía un 1,26% y Sabadell un 1,03%, el día que comunicaba un ERE que afectaría a 1.900 empleados. 

Entre las mayores subidas destacan PharMamar y Fluidra, con respectivas subidas del 3,8% y del 3,2%, después de que ayer se conocieran avances en un fármaco de la primera y una operación corporativa de la segunda. 

El Ibex 35 ha sido el único gran índice europeo que ha terminado la jornada en rojo. El Cac 40 francés se ha revalorizado un 0,06%, el Dax alemán un 0,1% y Footsie británico un 0,26%. Con la sesión de ayer se amplía las diferencias en el conjunto de 2021. La mayoría de índices europeos tienen ya rentabilidades de entre el 15% y el 22%, mientras que el Ibex ha subido un 11,24%.

IBEX 35 8.452,60 1,78%
EUROSTOXX 50 4.179,15 2,86%
Petroleo Brent 68,670 -0,809%
EUR x USD 1,1309 -0,238%

Por su parte, cerró este jueves en positivo, con los índices S&P 500 (+0,18%) y Nasdaq (+0,14%) marcando nuevos récords, mientras su principal índice, el Dow Jones de industriales subía un 0,37%.

En la agenda de este jueves al otro lado del Atlántico destacan el paro semanal de los jueves, con 340.000 peticiones de subsidios, en línea con los esperados y la balanza comercial de julio, que arrojó un déficit de 70.100 millones de dólares (frente a los 70.900 previstos). Los pedidos de fábrica del mismo mes subieron un 0,4%, en línea con las estimaciones. Todas las miradas se centran en el dato de empleo de Estados Unidos que se publicará mañana. Los economistas calculan que el país que preside Biden haya creado en agosto 725.000 puestos de trabajo.

Mientras los analistas comienzan a ver posible un tapering (retirada de estímulos) en la zona euro, el mercado de deuda se comporta en línea con estas previsiones, impulsadas por el dato de inflación del 3% en agosto, la mayor en 10 años. La deuda española a 10 años paga un 0,33%, niveles bajos, pero muy superiores a los mínimos del año, en el 0,02%. El rendimiento del bund alemán al mismo plazo sigue en negativo (-0,37%), pero en enero llegó a estar en el -0,6%. Mientras, el treasury estadounidense a una década ofrece un 1,3%, con una subida notable desde el mínimo del 0,9% de inicios de año.

Las divisas, también muy condicionadas por la política monetaria, se mantienen estables, con una ligera tendencia al alza en medio del runrún de un posible freno a las compras mensuales por unos 80.000 millones de euros que ejecuta el BCE. El euro se ha ido fortaleciendo en las últimas sesiones frente al dólar, hasta situarse por encima de las 1,184 unidades del billete verde, cuando hace menos de dos semanas se cambiaba a menos de 1,17.

El petróleo se comporta bien, una vez superada la decisión de la OPEP del miércoles de mantener este miércoles su plan de seguir con un incremento progresivo del bombeo. El Brent subió un 1,98% hasta los 72,98 dólares el barril, en línea con las alzas del West Texas, que también se coloca a más de 69 dólares.

Normas
Entra en El País para participar