La fiebre por el ‘delivery’ no saca de pérdidas a las grandes del sector

El valor total de todas las transaciones del primer semestre de 2021 supera los 52.000 millones de euros gracias al impulso de la pandemia

Delivery empresas resultados pulsa en la foto

El confinamiento de marzo y abril de 2020 provocado por la pandemia del coronavirus propició que los ingresos de las empresas de reparto de comida se disparasen. Pasados este periodo y la primera ola del coronavirus, las sucesivas olas de la pandemia y las restricciones sanitarias han motivado que mucha población permaneciese más tiempo en sus hogares de lo que acostumbraba, lo que ha generado un mayor consumo a través de aplicaciones como Deliveroo, Uber Eats, Just Eat y la alemana Delivery Hero.

Sin embargo, pese a este contexto tan favorable, las compañías de delivery continúan buscando ser rentables. Por el momento, al igual que otros tantos negocios en sus inicios, no lo son, aunque sus cuentas de resultados mejoran respecto a años anteriores: en la primera mitad de 2021 Uber Eats ha conseguido ingresar 3.132 millones de euros: Deliveroo, 1.074 millones; Just Eat, 1.768; y Delivery Hero, 2.457, lo que supone un aumento de los ingresos del 146% en conjunto.

El valor total de las transacciones realizadas, es decir, el montante que pagan los clientes, del que obtienen ingresos los restaurantes y empresas colaboradoras (las empresas de reparto cobran una comisión a los restaurantes), da cuenta del volumen de negocio del delivery: más de 52.000 millones en los seis primeros meses del año.

Por contra, Deliveroo, Just Eat y Delivery Hero presentan abultadas pérdidas (Uber Eats, filial de Uber, segrega algunos datos de la división de delivery, pero no el beneficio neto), con 306 millones, 59 millones y 486, respectivamente.

En la misma línea, a nivel operativo las cifras tampoco mejoran, puesto que ninguna de las cuatro compañías presenta un ebitda positivo en el primer semestre de 2021.

Uber, más en el ‘delivery’

Por su parte, Uber Eats es la empresa que más amenta en ingresos respecto a 2020, con un crecimiento del 162%, seguido de Just Eat, con un 161% y de Delivery Hero con un 156%.

Según explica esta empresa de San Francisco en su web, los puntos de entrega, el tamaño de los pedidos y la frecuencia con la que se hacen se han mantenido estables respecto del último trimestre, pero aumentaron un 50%, un 14% y un 10% en el último año, respectivamente.

Además, a 30 de junio de este año las empresas y restaurantes colaboradores son más de 750.000 tras crecer un 60% anual. Uber Eats ha generado la mitad de todos los ingresos obtenidos por Uber juntando todas sus líneas de negocio en la primera mitad de este año, por delante de los obtenidos en la movilidad urbana.

La española Glovo, en la misma situación

Más allá de estas cuatro empresas, que publican información detallada de sus cuentas dado que cotizan en Bolsa, la española Glovo, con sede en Barcelona, es otro operador clave en el sector del delivery, y sujeta a las mismas tendencias. En 2019, cuando ingresó 218,5 millones de euros (el doble que en 2018), Glovo registró pérdidas por 190 millones, mientras que un año antes fueron de 103 millones, según las últimas cuentas publicadas en el Registro Mercantil. Los gastos de personal supusieron 51 millones de euros, después de haber pasado de una plantilla de 495 trabajadores a 1.042. Glovo operaba en 28 países, contaba con 7,4 millones de usuarios, 42.600 comercios asociados y 46.000 repartidores.

Normas
Entra en El País para participar