Telecos

MásMóvil logrará sinergias de 150 millones anuales desde 2022 con la compra de Euskaltel

La empresa llegará a unos 1.250 millones de ebitda el próximo año y su propósito es rebajar la ratio de deuda por debajo de cinco veces

Meinrad Spenger, consejero delegado de MásMóvil.
Meinrad Spenger, consejero delegado de MásMóvil.

Cinven, Providence y KKR, dueños de MásMóvil desde el verano pasado, han terminado de cerrar la adquisición de Euskaltel por casi 2.000 millones. La deuda neta del grupo asciende a alrededor de 6.000 millones, según las últimas cuentas del comprador y del folleto de la opa. La compañía logrará a partir del próximo año unas sinergias anuales en el entorno de los 150 millones de euros, según fuentes financieras. El compromiso es lograr en 2022 un ebitda de al menos 1.250 millones, lo que situará la ratio de deuda neta entre ebitda por debajo de las cinco veces.

El mercado está pendiente de los movimientos del cuarto operador de telefonía móvil. Cinven, Providence y KKR están haciendo que crezca no solo de manera orgánica (en el primer trimestre su ebitda se disparó un 38% interanual), sino a golpe de talonario. Cómo gestione la deuda será clave para determinar sus costes financieros.

La empresa ya está preparando la documentación para someterse al examen de Standard & Poor’s, que en abril rebajó su outlook a negativo, si bien mantuvo su nota en B+, cuatro escalones por debajo del venerado rating de inversión, BBB-. Está previsto que a la vuelta del verano tome una decisión sobre la calificación.

Pero las fuentes financieras consultadas señalan que en la operadora ya han comenzado a esbozar las sinergias que logrará tras la adquisición de su hasta ahora rival vasco. A partir de 2022 serán de unos 150 millones anuales. “Como consecuencia de la adquisición se esperan importantes sinergias, principalmente de las actividades y contratos relacionados con el coste de acceso a la red móvil y fija”, señala la cuarta teleco española en un documento. Esto facilitará que mantenga a raya su ratio de deuda financiera neta entre ebitda por debajo de las cinco veces. Lo que le pide Standard & Poor’s para mantenerla el rating. Y uniendo el crecimiento a las sinergias, el ebitda se disparará al entorno de los 1.400 millones en 2023 si nada se tuerce en la actual hoja de ruta de los accionistas, según las fuentes consultadas.

Crédito puente

Este será clave para fijar el precio de los 2.750 millones de euros de financiación puente que le han concedido para la ocasión BBVA, Banco Sabadell, Banco Santander, Barclays, BNP Paribas, Crédit Agricole, Deutsche Bank, Goldman Sachs, Mizuho y Morgan Stanley Bank.

Son tres tramos –uno de 1.750 millones y otros dos de 500 cada uno– con intereses, de entrada, entre el 2,5% y el 4,75% que irán subiendo a medida que se emplee el dinero, hasta llegar a máximos de entre el 6% y el 6,25%. Estos intereses serían muy superiores a los que abona la compañía ahora, entre el 4,25% por el préstamo B y el 3,5% por una línea de crédito. A los importes que ya habían logrado las gestoras de capital riesgo para comprar MásMóvil en el verano del año pasado por 2.700 millones, MásMóvil ha sumado en diferentes instrumentos 1.050 millones adicionales.

Su plazo oscila entre los cinco y ocho años de plazo, pero su coste se incrementará de forma meteórica si MásMóvil no se da prisa en refinanciar este crédito.

Además, la compañía ya cuenta con financiación sénior a largo plazo por un importe de 3.750 millones de euros, dividida en cuatro tramos: el préstamo B por 2.200 millones de euros desembolsados en 2020 en el marco de la compra de MásMóvil por las gestoras de capital riesgo y que vence en 2027; una línea de crédito por 500 millones; una ampliación de 800 millones del TLB, y otra línea de crédito de 250 millones.

En este último contrato de financiación, MásMóvil ha pactado un premio si logra más ebitda. A menor ratio de deuda sénior garantizada sobre el ebitda a nivel consolidado, menor será el margen aplicable. También su rating de sostenibilidad influirá en el precio de esta financiación, según se recoge en el folleto.

Posibles activos para hacer caja

  • Red de fibra. MásMóvil valorará la posible venta de aquellos activos no solapados con su propia infraestructura, ya sea de forma directa o dando entrada con una participación mayoritaria o minoritaria en la red de fibra de Euskaltel a determinados inversores. “MásMóvil no dispone de la información necesaria para realizar un análisis preciso sobre el solapamiento de los activos, si bien estima que de la red de cable de Euskaltel, que conecta alrededor de un total de 2,4 millones de hogares, aproximadamente un millón de hogares o un 40% de dicha red no se solapa con la red de fibra de MásMóvil”, señala en el folleto de la opa. Antes de que MásMóvil hiciera su oferta, Euskaltel estaba en proceso de búsqueda de un inversor que comprara el 49% de su fibra. La firma vasca lanzó el año pasado el proceso y Lazard fue el coordinador de la operación, que valoraba su red de fibra en unos 1.000 millones.
Normas
Entra en El País para participar