Lujo

El negocio relojero de LVMH en España prevé superar ventas pre Covid este año

La filial dedicada a este sector ha sumado la marca Hublot para su distribución

El negocio relojero de LVMH en España prevé superar ventas pre Covid este año

El gigante francés del lujo, LVMH, ve buenas perspectivas de recuperación en su negocio relojero en España, después de un 2020 de caída de ingresos y beneficios provocados por la pandemia.

El grupo propiedad de Bernard Arnault desarrolla esta actividad a través de su filial LVMH Relojería y Joyería España, que como detalla en sus cuentas anuales del ejercicio 2020, basa su actividad principal en la distribución de los relojes de la marca Tag Heuer, además de la reparación de los productos de la misma y de las marcas Zenith y Dior y la gestión directa de una tienda propia y dos outlets, además de un córner situado en un centro de El Corte Inglés.

Esta sociedad registró unas ventas en 2020 de 16,3 millones de euros, una caída del 28% frente al año anterior. Como desarrolla en su memoria financiera, el estado de alarma decretado en España interrumpió su actividad por los cierres de los comercios durante el confinamiento del año pasado.

Esto provocó, entre otras medidas que describe, la aprobación de un ERTE para 50 empleados y una renegociación de alquileres en los inmuebles ocupados por sus tiendas, además de un recorte en sus inversiones en marketing. En concreto, consiguió reducir en un 5% el gasto en arrendamientos y un 30% el relacionado con publicidad y relaciones públicas.

Este ahorro de costes ayudó a que esta filial mantuviese la rentabilidad al cierre del ejercicio, obteniendo un beneficio de 109.553 euros, aunque este fue un 70% inferior al que obtuvo al cierre del ejercicio 2019.

Pese a todo, sus administradores se muestran optimistas de cara al ejercicio que está en curso, debido a una “serie de acontecimientos” que, como relata en su informe de gestión, “implicarán un crecimiento muy significativo tanto de la cifra de negocios como de la rentabilidad de la empresa”.
En concreto, son tres los condicionantes que marcan la evolución de LVMH Relojería y Joyería en 2021. El primero, que desde febrero se encarga de la distribución directa de los relojes de la marca Hublot, una de las principales enseñas relojeras del grupo francés, tanto en España y Portugal.

El segundo, que desde el mes pasado también ha comenzado a distribuir los productos de la marca Tag Heuer en Portugal, algo que hasta ahora solo hacía en España. Y el tercer factor tiene que ver con la propia evolución de la economía. “Se observa en los primeros meses del año un resurgimiento del mercado local, y esperamos que también del internacional a partir del verano”, aunque este último punto ha quedado por debajo de lo previsto por la quinta ola de la pandemia, que ha limitado las expectativas iniciales de llegada de turismo extranjero.

Por ello, la sociedad cree que esos tres factores “provocarán que nuestros ingresos se dupliquen con respecto a 2020 y que se incremente notablemente el beneficio operativo”.

De cumplirse, LVMH Relojería y Joyería superaría una cifra de negocios de 32 millones de euros, lo que sería la cifra más alta desde, al menos, el ejercicio 2008, último que ha sido posible consultar a través de la herramienta Insight View. También supondrá poner fin a una racha de tres ejercicios consecutivos de bajada de ventas.

Fuerte recuperación a nivel global

Hasta junio. El segmento de relojería y joyería de LVMH ha registrado un fuerte crecimiento de ventas durante el primer semestre del ejercicio 2021, tanto por la actividad orgánica como por la integración del negocio de Tiffany tras cerrar su adquisición el año pasado. Los ingresos de este segmento alcanzaron los 4.023 millones en el semestre, el triple que en el mismo periodo del año pasado y un 88% más que en 2019. Sin contar Tiffany, el crecimiento es del 71% frente a 2020 y de un 5% respecto a hace dos años

Normas
Entra en El País para participar