Tabaco

Los nuevos dueños de Tabacalera cobraron un dividendo de 45 millones tras tomar su control

Lo hicieron apenas mes y medio después de cerrar la operación

Los nuevos dueños de Tabacalera cobraron un dividendo de 45 millones tras tomar su control

Allied Cigar Corporation, la misteriosa sociedad que el año pasado compró a Imperial Brands su negocio de puros a nivel mundial, incluida Tabacalera pero no las operaciones en EE UU, se estrenó como propietaria de la sociedad española aprobando el cobro de un dividendo de 45 millones de euros. Lo hizo mes y medio después de tomar el control de la compañía, que actuaba como sociedad holding del negocio de cigarros premium de Imperial, y pese a que registró unas pérdidas de 32 millones en el ejercicio que finalizó semanas antes.

Como muestran las cuentas de Tabacalera relativas al ejercicio 2020, Imperial Brands cerró su venta el 29 de octubre de ese año. Pocas semanas después, el 15 de diciembre, Allied Cigar acordó repartir esos 45 millones de dividendos con cargo a las reservas de libre disposición de la sociedad. Una cantidad que fue cobrada dos días después, el 17.

Ello pese a que dos meses y medio antes, el 30 de septiembre, Tabacalera había cerrado su ejercicio fiscal 2019-2020 con una pérdida neta de 32 millones de euros, su primer resultado negativo desde 2014 y el mayor en al menos los últimos 10 años. Números rojos que, por otra parte, fueron provocados por la compleja operación de desinversión que acometió Imperial Brands.

Esta anunció en abril de 2020 un acuerdo para vender su negocio de puros por 1.200 millones. El negocio en EE UU lo traspasaba a Gemstone Investment por 185 millones. El resto a la mencionada Allied Cigar, radicada en Madrid pero con vínculos asiáticos, por 1.040 millones.

Hasta la venta, Tabacalera era la sociedad holding de ambos negocios. Para disgregarlos y ejecutar ambas operaciones, Tabacalera aprobó en septiembre un dividendo en especie de 150,6 millones para entregar a Imperial Tobacco España las acciones de las sociedades estadounidenses 800-JR Cigars, MC Management y Tabacalera USA, para que procediera a su venta. Antes acometió un deterioro de 79,3 millones sobre la primera de ellas, al ser el precio de su venta inferior al valor que tenía en libros. Este deterioro impacta en la cuenta de resultados de Tabacalera y explica la pérdida de 32 millones.

Una vez separado el negocio norteamericano, Allied Cigar tomó el 100% de Tabacalera. Esto le convierte en distribuidor en exclusiva de puros habanos en España, y de marcas no cubanas como Vegafina en todo el mundo salvo EE UU. Además, ha tomado el 50% de las distribuidoras y productoras cubanas, incluida Habanos S.A., fabricante y exportadora de marcas internacionalmente reconocidas como Cohiba o Montecristo.

La opacidad acerca de los inversores que están detrás de Allied Cigar ha sido constante. En marzo del año pasado apareció en el registro de Hong Kong una empresa con el mismo nombre, aunque sin detalle de su actividad. Entre sus miembros figuraba un ejecutivo de un grupo radicado en Macao y con intereses en el sector turístico y del juego. Otro atendía al nombre de Chiu Ping-shun. Desde enero este aparece como apoderado de la Allied Cigar española, y que es la única pista sobre el origen de estos inversores.

Objetivo: recuperar las ventas pre Covid este año


En el informe de gestión incluido en las cuentas de Tabacalera de 2020, elaboradas aún bajo la propiedad de Imperial Brands, la compañía muestra su confianza de recuperar los niveles de ingresos previos a la pandemia al finalizar el ejercicio 2021, este próximo mes de septiembre. En 2020 fueron de 59,2 millones, lo que significó una caída de casi un 5%. Las cuentas también muestran la apertura, por parte de la Agencia Tributaria, de una serie de actas con posterioridad al cierre del ejercicio pasado, que sumaban un total de 3,6 millones, cantidad que fue provisionada.

Normas
Entra en El País para participar