Sepla reclama a Iberia, Air Europa, Vueling y Air Nostrum que saquen a los pilotos del ERTE

El sindicato también incluye a Wamos, Plus Ultra y Jet2, y estima que hay 4.200 pilotos afectados por paros temporales

ERTE pilotos
Aviones de Iberia y Air Europa.

El sindicato de pilotos Sepla ha señalado esta mañana a las aerolíneas Iberia, Iberia Express, Air Europa, Air Europa Express, Vueling, Air Nostrum, Wamos, Plus Ultra y Jet2 como las principales compañías aéreas en España con parte de su personal aún en ERTE por fuerza mayor pese a la reactivación de la movilidad. El colectivo, que urge la vuelta del personal a sus jornadas ordinarias, también informa de que Norwegian está negociando un ERTE por causas productivas para los 86 pilotos que mantiene en España tras el despido colectivo ejecutado en los últimos meses.

El Sepla demanda a las aerolíneas que dejen de utilizar este instrumento excepcional que ha servido para mitigar el impacto de la pandemia en la actividad y cuentas de resultados, y se abran a negociar con las plantillas modelos para salir de la crisis repartiendo esfuerzos. Los ERTES siguen afectando, según contabiliza el sindicato, a cerca de 4.200 pilotos. Esto supone el 85% del colectivo con base en España y la reducción de jornada media es del 40%.

Se da la circunstancia de que entre las citadas hay firmas en graves problemas financieros, como Air Europa, Plus Ultra o Air Nostrum. Las dos primeras han obtenido ayuda del fondo de apoyo a la solvencia de empresas estratégicas que gestiona la SEPI, y la tercera tiene demandado un balón de oxígeno.

Ryanair, Easyjet y Eurowings desafectaron a la totalidad de sus plantillas de los ERTE, con unos 800 pilotos, con el inicio del verano

Las extranjeras Ryanair, Easyjet y Eurowings, resalta el Sepla, son las únicas que desafectaron a la totalidad de sus plantillas de los ERTE con el inicio del verano y la previsión de un incremento en la programación de vuelos. Entre las tres superan los 800 pilotos que han recuperado sus jornadas ordinarias a pesar de que las empresas no han vuelto a registros de tráfico previos a la crisis.

Más producción real que jornada

Tal y como ha publicado este miércoles Cinco Días, el sindicato de pilotos está metiendo presión a las aerolíneas para reactivar un diálogo social que no es obligatorio durante la extensión de los ERTE. El Gobierno tiene activada la fórmula del ERTE por fuerza mayor hasta el 30 de septiembre y ya hay colectivos que reclaman una nueva prórroga hasta la conclusión de febrero para poder atravesar los meses de invierno. Fuentes de las aerolíneas señaladas subrayan que los propios ERTEs han sido pactados con los sindicatos, aludiendo a la existencia de negociaciones durante estos meses de pandemia.

Los representantes de los pilotos denuncian que “las principales aerolíneas españolas siguen acudiendo a esta figura [ERTE por fuerza mayor] para suspender los contratos de sus pilotos durante los días en que no vuelan, y desafectarlos del mismo los días de vuelo. En este sentido, llama la atención la utilización de un ERTE suspensivo para llevar a cabo de facto una reducción de jornada”.

Desde el SEPLA se asegura que los pilotos han vuelto a volar este verano “a niveles muy parecidos a los de antes de la pandemia” en volumen de horas, pero no en días de trabajo al seguir afectados por los ERTE, con lo que se ha reducido su cotización. El secretario de Sepla, Javier Fernández-Picazo, explica que “es como si una empresa mete a un trabajador de oficina en ERTE durante los fines de semana, y paga una nómina correspondiente sólo a los 22 días laborables del mes, aunque el número de horas trabajado haya sido como en una época normal”.

Normas
Entra en El País para participar