La española Beridi planea revolucionar la eólica marina con anclajes de hormigón

Patenta un proyecto, con financiación de la UE, para ahorrar hasta un 50% en el coste de construcción

Modelo de aerogenerador con estructura flotante de hormigón.
Modelo de aerogenerador con estructura flotante de hormigón.

El desarrollo de energía renovable a través de eólica marina flotante está viviendo un boom a nivel mundial, apoyado por continuos avances tecnológicos. Hasta ahora la eólica marina se ha basado fundamentalmente en anclajes al fondo del mar, por lo que queda supeditada a aguas poco profundas. El desarrollo de plataformas flotantes a costes competitivos (la instalación de turbinas flotantes actualmente es muy costosa y requiere de mucho tiempo) extendería el campo de juego hacia aguas profundas, para aprovechar vientos con mayor intensidad y duración.

Abaratar el proceso de desarrollo de la eólica marina flotante es una carrera (aún en fase precomercial) en el que están inmersos tanto los grandes grupos energéticos a escala planetaria como las ingenierías con vocación y capacidad disruptiva. Este es el caso de la empresa española Beridi Maritime, especialista en construcción de plataformas para puertos.

La firma madrileña, con más de 20 años de experiencia en ingeniería marítima (grupo Berenguer), ha patentado y desarrollado una plataforma flotante para alta mar, basada en hormigón que permite la instalación de las turbinas eólicas más grandes (superiores a 15 MW) de forma segura y con ahorros, asegura la empresa, de hasta el 50% en los costes de la plataforma, con respecto a otras tecnologías competidoras. Ello implicaría una reducción de más del 15% en los costes generales de construcción e instalación de un parque eólico flotante.

Archime3, que es como se llama el proyecto con la nueva tecnología patentada, se basa en el hormigón que comporta ventajas sustanciales en términos de costes, resistencia y durabilidad, con respecto al acero empleado por la mayoría de los actores del mercado eólico flotante, indica la empresa.

La española Beridi planea revolucionar la eólica marina con anclajes de hormigón

La invención consiste en una estructura hueca de hormigón con base triangular, para facilitar el transporte e instalación de la turbina ya fijada en el puerto. Este diseño proporciona a la estructura una gran capacidad de resiliencia a las presiones dinámicas del mar y una gran estabilidad con oscilaciones insignificantes durante el transporte y la instalación, resaltan las mismas fuentes.

Rápida construcción

Además, gracias al diseño único de Triwind, su construcción es compatible con el método de cajones de hormigón, lo que permite la fabricación de una plataforma de varios miles de toneladas, en pocas semanas, asegura la empresa.

“Estaríamos hablando de poder construir un parque eólico flotante de varios cientos de megavatios en cuestión de pocos meses, en lugar de años, con las implicaciones que esto tiene en la consecución de los objetivos marcados por Europa”, resalta a CincoDías Javier Berenguer, consejero delegado de Beridi.

“No requerimos infraestructuras portuarias especiales, ni puertos con un calado especial. Triwind puede ser construida en la mayoría de los puertos en cualquier lugar del mundo. Las estimaciones son de 240 millones de euros de ahorro en un parque eólico de tamaño medio”, añade.

El proyecto Archime3 de Beridi ha recibido ya 2,65 millones de euros de financiación pública (subvenciones europeas y nacionales). Del total, 2,4 millones corresponden a la Comisión Europea en el marco del Programa de innovación en investigación H2020. Cuenta también con apoyo del CDTI (iniciativa Neotec). Beridi prepara ahora el primer prototipo a escala real, de 1,5 MW, a desarrollar próximamente en aguas de Gran Canaria.

Mientras tanto, el Ministerio de Transición Ecológica acaba de sacar a información pública la norma para la hora de ruta del desarrollo de la eólica marina en España, un aspecto, el regulatorio, básico para el desarrollo de estas nuevas tecnologías. España se plantea alcanzar hasta 3GW de potencia en eólica marina, hasta 2030. La carrera solo acaba de empezar.

Un mercado de 22.000 millones

Las plataformas flotantes representarán una oportunidad de mercado de 22.000 millones de euros hasta 2035, cuando se prevé que se hayan instalado 27 GW de eólica flotante. Las regiones con mayor potencial son Europa, EE UU y Japón. “Aspiramos a capturar un 20% del mercado; significa ingresos potenciales de más de 300 millones de euros para Beridi”, señala Javier Berenguer.

La tecnología flotante está presente ya en costas de Escocia, Noruega, Francia, Portugal o Japón pero los desarrollos apenas llegan a 70 MW. En España se ha probado la plataforma experimental de EnerOcean en Canarias y la de Saitec (BlueSath) en Cantabria. Está pendiente la de RWE y Saitec en País Vasco. La de Beridi cuenta con la ventaja de aplicarse a grandes aerogeneradores. Iberdrola cuenta con su proyecto ­Flagship, en Noruega.

España es una potencia en las incipienetes soluciones flotantes para los parques eólicos marinos. De las 27 identificadas a escala mundial, siete son españolas, resalta del Ministerio de Transición Ecológica. También es el país europeo con más instalaciones de I+D para eólica flotante y otras energías del mar, como la Plataforma Oceánica de Canarias (Plocan), la Plataforma de Energía Marina de Vizcaya (Bimep) o la zona experimental de aprovechamiento de energías marinas de Punta Langosteira, en A Coruña.

Normas
Entra en El País para participar