A partir de 2022

Amazon permitirá a sus socios en España revender como usados los artículos devueltos

Lanza programas para reforzar su apuesta por la economía circular

Espera dar una segunda vida a unos 300 millones de artículos

Una operaria de Amazon en uno de sus centros logísticos.rn
Una operaria de Amazon en uno de sus centros logísticos.

Amazon ha puesto en marcha dos nuevos programas diseñados para facilitar a las empresas que venden a través de su plataforma la reventa de artículos devueltos por sus clientes o el exceso de inventario y, al mismo tiempo, dar una segunda vida a más productos.

En concreto, la compañía pondrá en marcha en España en 2022 su servicio FBA Grade and Resell, que dará la posibilidad a sus socios comerciales de revender artículos devueltos por los clientes y que están usados. Este programa ya está disponible en el Reino Unido, llegará a EEUU a finales de este año y se prevé que se implemente en Alemania, Francia e Italia a partir de 2022, al igual que en España.

“Nuestros socios comerciales se encargarán de seleccionar el inventario al que desean dar una segunda vida a través de este servicio, y nosotros evaluaremos cada artículo seleccionado a través de un riguroso proceso de inspección de varios puntos, que da como resultado la asignación de una de las siguientes condiciones: usado-como nuevo, usado-muy bueno, usado-bueno y usado–aceptable. Después, el artículo se volverá a poner a la venta en Amazon, al precio que establezca el vendedor”, explican desde el gigante tecnológico.

El otro programa ya está disponible en España. Se llama FBA Liquidations y ayuda a las empresas que venden a través de Amazon a gestionar y dar una segunda vida al excedente de producto y a las devoluciones de clientes. En este caso, de productos nuevos. Este programa ya está disponible también en EEUU, Francia, Italia y Alemania, y en Reino Unido desde este agosto.

“Con este servicio ayudamos a nuestros socios a dar salida al exceso de inventario y a los productos que hayan sido devueltos sin usar y recuperar su valor de forma sencilla”, continúa la compañía, que aclara que, una vez que los vendedores envían una solicitud para liquidar el inventario devuelto o el exceso de existencias a través del portal donde gestionan el inventario que venden a través de Amazon, esta identificará a “un comprador mayorista de confianza y se encargará de la logística para liquidar ese inventario”.

En definitiva, este programa permitirá a los vendedores utilizar el canal y la tecnología de reventa al por mayor de Amazon para recuperar una parte de su coste de inventario de los artículos devueltos y el exceso de stock.

El gigante tecnológico dice que estos programas refuerzan su apuesta por la economía circular y por un modelo de negocio más sostenible y respetuoso con el medio ambiente, pero medios como la CNBC explican que estas propuestas llegan dos meses después de que la emisora británica ITV informara de que Amazon estaba destruyendo millones de artículos sin vender cada año en uno de sus 24 almacenes del Reino Unido, incluidos televisores, drones o secadores de pelo. La compañía ha asegurado que trabaja para lograr el objetivo de eliminación cero de productos y que actualmente no están enviando artículos al vertero en ese país.

Amazon no ha querid, en cualquier caso, dar cifras sobre el número de devoluciones que reciben, pero estima que estos servicios le permitirán dar una segunda vida a más de 300 millones de productos en todo el mundo. Según Libby Johnson Mckee, directora de Amazon WW Returns, ReCommerce y Sostenibilidad, "las devoluciones de los clientes son una realidad para todos los minoristas y qué hacer con esos productors es un desafío para toda la industria".

La directiva indicó que estos nuevos programas buscan garantizar que los productos vendidos en Amazon, ya sean por ella misma o por terceros, tengan un buen uso "y no se conviertan en basura". "Esperamos que contribuyan a reducir nuestro impacto en el planeta", remarcó.

Normas
Entra en El País para participar