Fútbol

Messi abandona el FC Barcelona por "obstáculos económicos y estructurales"

El club azulgrana dice que la normativa de LaLiga impide su inscripción

Lionel Messi, exjugador del FC Barcelona
Lionel Messi, exjugador del FC Barcelona

Lionel Messi abandona el FC Barcelona. El club azulgrana confirmó este jueves que el jugador argentino, su estandarte en los últimos 15 años, no rubricará un nuevo contrato con la entidad tras unas negociaciones que se han alargado durante meses. Este, por tanto, queda libre y podrá firmar por otro equipo.

La entidad que preside Joan Laporta afirmó en un comunicado que se había llegado a un acuerdo “con la clara intención de ambas partes de firmar un nuevo contrato en el día de hoy”. Algo que “no se podrá formalizar debido a obstáculos económicos y estructurales (normativa de LaLiga española)”.

El FC Barcelona señala de manera directa los límites que LaLiga impone a cada club para inscribir a su plantilla deportiva, dentro de su sistema de control económico. Ese límite se fija según los ingresos de cada club, deducidos sus costes estructurales y los pagos de deuda. El bajón de ingresos y la elevada deuda del FC Barcelona ha mermado su margen salarial para esta temporada, el cual excedía, algo que solo podía solventar deshaciéndose de las fichas más elevadas de su costosa plantilla, algo que no ha sucedido. Además, el club ha firmado durante el verano a cuatro nuevos futbolistas, cuya inscripción también estaba en el aire si continuaba Messi.

El propio Laporta insistía en los últimos días que las negociaciones con el argentino progresaban “adecuadamente”, aunque también pidió más “flexibilidad” a LaLiga para poder inscribir al astro. “Ante esta situación, Lionel Messi no continuará ligado al FC Barcelona. Las dos partes lamentan profundamente que finalmente no se puedan cumplir los deseos tanto del jugador como del club”, apuntó el Barcelona.

Tampoco jugó a favor de la renovación de Messi el hecho de que su contrato finalizara el 30 de junio. A partir de ese momento, su renovación contabilizaba como fichaje. Al rebasar el club culé el límite salarial, este solo puede inscribir las nuevas incorporaciones por un valor equivalente al 25% del ahorro que consiga por plusvalías en la venta de jugadores o por el ahorro de salarios. LaLiga también avisó de que un contrato en el que el salario se repartiese en 10 años, pese a que solo formase parte de la plantilla en dos, tampoco era válido.

Según informó El Mundo en enero, el contrato que vinculaba a Messi con el FC Barcelona y que expiró en junio ascendía a 138 millones brutos al año, unos 75 millones netos. Según se informó en las últimas semanas, Messi habría aceptado reducirse la ficha un 50% para poder encajar en el ajustado margen salarial del club. Todo ha sido insuficiente y el Barcelona, y LaLiga, pierde su principal activo.

Normas
Entra en El País para participar