Deporte

CVC inyecta 2.700 millones en LaLiga a cambio de un 11% del negocio

El 90% del dinero irá destinado a los equipos profesionales para sus inversiones en infraestructuras o plantilla deportiva. Podrán destinar el 15% a ganar margen salarial.

Javier Tebas, presidente de LaLiga
Javier Tebas, presidente de LaLiga

El fútbol español toma un gran respiro financiero. La patronal de los clubes profesionales, LaLiga, ha llegado a un acuerdo con el fondo CVC para que este inyecte un total de 2.667 millones de euros en la competición. A cambio, este tomará el 11% del negocio, a través de la creación de una nueva sociedad de la que poseerá dicha participación. En ella, LaLiga aportará todos sus negocios, filiales y otras joint ventures, pero no los audiovisuales.

Sobre ello, LaLiga explica en un comunicado que mantendrá "sus competencias deportivas y de organización y de gestión de la comercialización de los derechos audiovisuales". En virtud del acuerdo, la entidad que preside Javier Tebas seguirá gestionando la venta de estos derechos, pero CVC participará de los ingresos que estos generen.

Lo hará a través de la fórmula de un contrato de cuentas de participación: CVC aportará capital para acelerar el crecimiento internacional de LaLiga y aumentar su atractivo televisivo, mientras que la patronal será la que negocie y firme los acuerdos con los operadores. A cambio, el fondo recibirá un porcentaje del montante que se genere de esa comercialización. La fórmula de las cuentas de participación permite compartir el negocio sin necesidad de crear una sociedad paralela. La parte que aporta el capital, en este caso CVC, es la que asume el riesgo: si los derechos se revalorizan, se beneficiará. Si se devalúan, será el que sufra la pérdida.

Los clubes lo aprueban

El acuerdo, que toma el nombre de LaLiga Impulso, ha sido ratificado por unanimidad este miércoles por la comisión delegada de LaLiga, en la que han participado representantes de Atlético de Madrid, Villarreal, Levante, Real Sociedad, Sevilla, Betis y Osasuna, en el caso de la Primera División.

La operación valora el negocio de LaLiga en 24.250 millones de euros, "una valoración que reconoce el liderazgo de LaLiga como una de las competiciones deportivas más destacadas a nivel mundial".

Los fondos irán a parar en un 90% a los clubes, incluyendo 100 millones para el fútbol femenino, fútbol semi-profesional y no profesional de la mano de la Real Federación Española de Fútbol y en el Consejo Superior de Deportes.  "Se trata de un acuerdo estratégico integrador, equitativo y democrático, que no solo blinda la viabilidad económica de todos los clubes del fútbol español, sino que les abre un nuevo presente y futuro al permitirles avanzar en su desarrollo y transformación una década", apunta la asociación de los clubes que preside Javier Tebas.

Para recibir los fondos, los clubes deberán asumir un compromiso para destinar el dinero a un plan de desarrollo acordado con LaLiga, basado en los siguientes puntos: estrategia deportiva, infraestructura, desarrollo internacional, desarrollo de marca y producto, estrategia de comunicación, plan de innovación, tecnología y datos, y plan de desarrollo de contenidos en plataformas digitales y redes sociales. Dentro de ese plan, podrán destinar un 15% de la cantidad que les corresponda a ampliar su margen salarial para la inscripción de jugadores, y otro 15% para afrontar su deuda. Otro 70% deberán destinarlo a su desarrollo tanto en infraestructuras como en innovación tecnológica.

LaLiga explica que los fondos suponen una oportunidad para acelerar la transformación digital y para desarrollar un nuevo modelo de negocio que diversifique la generación de ingresos, avanzando hacia "un modelo multi-producto/multi-experiencial, de relación directa con el aficionado, basado en tecnología y en capacidades digitales y analíticas. Para ello, LaLiga ya está en el camino de transformarse en una compañía global, con el mejor contenido de entretenimiento, fuerte presencia digital y capacidad de captura y análisis de datos que permitan una interacción directa omnicanal con todos los aficionados y con un enfoque claro en la optimización de la experiencia para los fans".

El acuerdo llega en un momento de especial tensión financiera en el fútbol español. La ausencia de público en el último año y medio debido a la pandemia ha provocado una caída de los ingresos del 30% en el último año. Además, LaLiga estima en 733 millones las pérdidas acumuladas que han sufrido los equipos profesionales al cierre de la pasada temporada. También llega como respuesta a la Superliga europea, impulsada entre otros por Real Madrid y FC Barcelona para potenciar la generación de unos ingresos que, a su juicio, está limitada en las ligas domésticas.

Interés por el fútbol

Se trata el primer acuerdo mediante el que una liga europea de fútbol vende una participación de su negocio a un inversor. CVC ya estuvo cerca hace unos meses de tomar el 10% de la Serie A italiana junto con Advent y FSI, en un acuerdo que se valoraba en 1.600 millones de euros y que se articularía a través de una nueva sociedad que se encargaría de controlar la venta de los derechos televisivos. Este no fructificó por la negativa de siete equipos a perder margen de actuación en la venta de estos activos. De ahí que LaLiga insista este martes en que el acuerdo con CVC mantiene "intactas sus competencias deportivas y de organización y de gestión de la comercialización de los derechos audiovisuales".

Ante la negativa, los fondos giraron hace unos meses su interés por la Bundesliga alemana, pero finalmente ha sido la competición española la que ha sellado el acuerdo. 

Normas
Entra en El País para participar