Operaciones financieras

La banca ingresa un 12% menos hasta junio por la compra y venta de deuda

Obtiene plusvalías por valor de 2.166 millones de euros

La banca ingresa un 12% menos hasta junio por la compra y venta de deuda pulsa en la foto

La banca consigue recuperarse del golpe sufrido en 2020. Las menores dotaciones han permitido a las entidades dejar atrás las pérdidas registradas el pasado ejercicio, superando con holgura las estimaciones de los analistas. Aunque los tipos cero continúan pasando factura a la generación de ingresos, en los seis primeros meses del año las entidades que integran el Ibex 35, junto a Unicaja, lograron elevar su cifra de negocios un 1,4%. Entendiendo por ingresos la suma de las comisiones netas más el margen de intereses, entre las seis entidades obtuvieron 38.811,34 millones frente a los 38.272,84 millones logrados en el ejercicio anterior.

A medida que el negocio tradicional va recuperando fuerza, las alternativas de obtener ingresos vía operaciones financieras (ROF) van cayendo a un segundo plano. Después de que a cierre de 2020 las operaciones de compraventa a corto plazo (trading) en Bolsa y renta fija registraran su mejor dato en tres años (5.211 millones), en el primer semestre las plusvalías logradas con estas operaciones han descendido un 12,4% respecto al mismo periodo del año anterior, hasta los 2.166,36 millones. Esta caída es más acusada en términos trimestrales. Respecto al primer trimestre, el resultado logrado en este tipo de operaciones baja un 38,2%, hasta los 827,59 millones registrados entre abril y junio.

Nuria Álvarez, analista de Renta 4, explica que la generación de ROF responde en gran medida a la estrategia que implemente cada entidad en la gestión de la cartera de renta fija. “El año pasado las rentabilidades de la deuda estaban más abajo y el sector aprovechó para generar plusvalías con la venta de las carteras de renta fija”, dice. La caída de los rendimientos que experimentó el mercado de deuda tras la entrada en acción de los bancos centrales parece haber tocado suelo y una buena muestra de ello es lo acontecido en 2021, un periodo en el que el alza de los precios y la recuperación ha llevado a los bonos a alejarse de los mínimos registrados a comienzos de año. Álvarez sostiene que en los seis primeros meses del año la recuperación de los rendimientos y el hecho de que las entidades no pueden proceder a la venta indiscriminada de la cartera es una de las razones que explican la caída del resultado vía operaciones financieras.

La experta considera que pese a la caída de los ingresos vía ROF las expectativas de recuperación de los bancos siguen siendo elevadas. Si bien es de prever que las ganancias vía operaciones financieras se normalicen después de un 2020 excepcional, Álvarez confía en que tanto el margen de intereses como las comisiones sigan mejorando en los próximos meses. “Creemos que la tendencia de recuperación de ingresos debería mantenerse en la segunda parte del año”. subraya.

Aunque la caída de los ingresos logrados con la compraventa de acciones y deuda es generalizada, Sabadell es la que más ha acusado el descenso. La entidad, que el año pasado recurrió a esta fórmula para neutralizar el impacto de los planes de reestructuración tras la ruptura de las negociaciones con BBVA, ha logrado en los seis primeros meses de 2021 tan solo 28 millones, frente a los 155 millones conseguidos en el mismo periodo de 2020 y muy lejos de los 800 millones registrados en el conjunto del año. Como señala la entidad en su informe financiero, el fuerte recorte (-81,94%) obedece a que el pasado ejercicio el banco incorporó mayores plusvalías por las ventas de la cartera de deuda.

Por debajo de Sabadell se sitúan Unicaja y CaixaBank con una caída interanual del 56,25% y del 43,66%. Algo más moderado es el descenso que sufrió Santander. La entidad que preside Ana Botín logró unas plusvalías de 894 millones en los seis primeros meses del año, frente a los 1.073 registrados hace 12 meses y los 2.187 registrados en el conjunto del año, un periodo durante el cual el banco se vio beneficiado por el impacto favorable de las coberturas de tipos de cambio, las ventas de carteras y la gestión de la volatilidad de los mercados.

Según la información remitida a los inversores, los resultados por operaciones financieras representan el 4% de los ingresos con descensos del negocio en España (-37%), México (-63%), Chile (-26%) y Brasil (-4%). Solo escapa Portugal, en donde el ROF experimentó un ligero aumento gracias a la venta de la cartera de deuda.

BBVA y Bankinter, la excepción

Suben. BBVA y Bankinter lograron desmarcarse de la tendencia generalizada. La entidad que preside Carlos Torres Vila elevó un 6,9% el resultado logrado a través de las operaciones financieras, hasta los 1.084 millones. Según lo señalado por la entidad, este desempeño se corresponde con el buen comportamiento de la unidad mercados en España y las revalorizaciones en la cartera de participaciones industriales y financieras del grupo. Bankinter, por su parte, incrementó un 104% las plusvalías, hasta los 52,36 millones.

Normas
Entra en El País para participar