Valor a examen

El mercado proyecta un futuro brillante sobre Acerinox

Los resultados del primer semestre han estado muy por encima de las previsiones

Instalaciones de Acerinox.
Instalaciones de Acerinox.

Acerinox ha puesto el broche de oro al cierre de julio con unos resultados que batieron las expectativas. La compañía sorprendió al registrar un beneficio de 203 millones de euros en el primer semestre, el mejor desde 2007.

Sobre la compañía llovieron opiniones favorables por parte de los analistas. "Creemos que los niveles de producción y rentabilidad vistos junto con la visibilidad del negocio para los próximos meses ayudarán a la acción a converger con valoraciones en niveles medios del ciclo", dijo Intermoney. La firma resalta que aún cotiza por debajo de su media histórica (PER de 8,5 veces sobre los resultados estimados para 2021), nivel que considera "suficientemente atractivo".

Bankinter, por su parte, espera que en el siguiente trimestre la generación de caja permita reducir la deuda neta y contempla "muestras de fortaleza" para el periodo", mientras que Renta 4 definió las cuentas como "espectaculares" y revisó al alza el objetivo, hasta 17,40 euros, que da un potencial de subida a los títulos del 50%.

Con la presentación de los resultados, Acerinox retoma la senda ascendente que había perdido y acumula en el año una subida superior al 20%.

Durante este mes el grupo industrial ha tenido muchas idas y venidas en el mercado, en paralelo a las informaciones que se iban conociendo. Esta misma semana, North American Stainless (NAS), su filial estadounidense, anunció un alza en EE UU de entre 70 y 80 dólares la tonelada para la serie 300 (acero de alta calidad) que se hará efectiva a partir del 1 de agosto. "Para Acerinox es una buena noticia porque confirma la fortaleza de la demanda del acero inoxidable en Estados Unidos". "Es la tercera que se realiza en 2021 y han situado los precios base en niveles no vistos desde 2009, por encima de los 1.500 dólares la tonelada", comenta Renta 4. Acerinox tiene una cuota de mercado del 35% en EE UU y del 26% en Europa.

Los problemas de suministro de oxígeno de la planta de Kentucky desataron las jornadas de mayor tensión, ya que hicieron pensar en posibles retrasos en la entrega de pedidos y en un impacto negativo en la cuenta de resultados; pero la compañía pudo solventarlos rápidamente.

También provocó cierta inestabilidad en la acción la colocación acelerada por parte de la multinacional japonesa Nippon Steel del 7,9% del capital del grupo con un descuento del 5%. Tras la venta, se mantiene como segundo accionista con el 7,6% del capital.

Acerinox ha pasado a ser una de las preferidas para Morgan Stanley dentro del sector junto con Outokumpu. En su opinión, son las mejor posicionadas para aprovechar el escenario de recuperación y la limitación de importaciones de China, lo que aventura "una subida de precios y volúmenes en la segunda parte del año que se traducirán en beneficios".

Para Morgan Stanley la tesis de inversión se apoya en tres factores: una optimización de los márgenes, buena exposición al mercado de Estados Unidos y una flexibilidad operacional mejorada en Sudáfrica y Malasia".

Otra de las situaciones que favorecen al grupo es la aprobación reciente por parte de la Comisión Europea de una serie de aranceles para contrarrestar el dumping (venta con precios muy bajos, incluso por debajo del coste de producción) a las importaciones de productos laminados en frío de acero inoxidable procedentes de India e Indonesia. "Debería ayudar a Acerinox a un mejor escenario de precios en Europa tras varios años con una fuerte presión como consecuencia de las elevadas importaciones, que representan el 30% del mercado", apunta Sabadell.

Para azValor, Acerinox es una oportunidad de inversión en este momento. Tras dar salida al valor en su cartera al cierre del primer trimestre, vuelve a incluirlo para aprovechar "una debilidad puntual en su cotización y construir una posición en línea con el potencial que le vemos", dicen. El peso es inferior al 1%.

Apoyo a los accionistas, aun con la crisis

Dividendo. La compañía distribuyó un dividendo de 0,5 euros brutos por acción el pasado mes de junio a cargo de los resultados de 2020, suponiendo un desembolso total de 135,2 millones. La acción ofrece una rentabilidad por dividendo del 4,4% sobre su cotización actual, siendo una de las más altas del Ibex. Acerinox es de las pocas compañías europeas que no ha cancelado el dividendo por la crisis sanitaria.

Analistas. El precio objetivo está situado en 14,47 euros, que deja a la acción un recorrido al alza del 25%. Sin embargo, hay firmas que lo están incrementado; Santander, por ejemplo, lo fija en 19,62 euros (que implica un potencial del 69%), y otras como Jefferies, GVC Gaesco, Bestinver o Exane BNP Paribas lo tienen en 15 euros o por encima. Nadie recomienda vender.

Cotización. La acción ha recuperado el 100% desde los mínimos de marzo de 2020 y se encuentra en el nivel más alto desde octubre de 2018. La capitalización ha superado los 3.100 millones de euros, un tamaño muy cercano al de Banco Sabadell (3.300 millones) y más alto que el de CIE Automotive, Indra o Solaria.

Normas
Entra en El País para participar