El gasto público detiene su ascenso en el semestre mientras la recaudación repunta un 20%

El déficit del conjunto de administraciones públicas cierra el quinto mes del año en el 2,98% y el del Estado culmina el semestre en el 2,95%, un 26% por debajo del umbral de 2020

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

La factura del gasto público asociado a la pandemia del Covid ha comenzado a moderarse mientras que los ingresos públicos repuntan con fuerza en comparación con la primera mitad del año 2020, lo que está ayudando a contener el desequilibrio presupuestario del Estado.

Así lo muestran las cifras de ejecución presupuestaria publicadas este viernes por el Ministerio de Hacienda y Función Pública, que revelan que el gasto del Estado desciende un 0,1% en tasa interanual al cierre del mes de junio mientras que el conjunto de los ingresos se eleva un 15% y los correspondientes a la recaudación de impuestos avanzan un 20%.

Como resultado, el déficit del Estado cerró el semestre en el 2,95%, un total de 35.665 millones, lo que supone un descenso del 25,9% respecto a los 48.118 millones del mismo periodo del ejercicio anterior.

En paralelo, el agujero fiscal del conjunto de las administraciones públicas (excluyendo a las corporaciones locales), que en mayo 2020 saltó del 2,8% al 11% del PIB, se mantiene de momento en el 2,98%. Esto es, un 27,7% menos en tasa interanual

En el caso de las comunidades autónomas, el agujero fue del 0,14% del PIB, un 11,6% por debajo del nivel de 2020, contando con 3.063 millones de gasto asociado al Covid. Por su parte, la Seguridad Social culminó el mes de mayo con un déficit del 0,25% del PIB, lo que supone un 80% menos que en el mismo periodo de 2020.

“La evolución hasta junio muestra que el déficit del Estado continúa la senda descendente iniciada a partir del mes de abril respecto al mismo periodo del año anterior como consecuencia de la reactivación económica por el avance del proceso de vacunación”, subraya Hacienda.

Ingresos y gastos

Del lado de los ingresos, el Estado obtuvo hasta junio 94.341 millones, un 15% más, con un avance del 20,6% en la recaudación tributaria, que arroja 80.611 millones. Destaca en este campo el aumento de la recaudación del IRPF (del 31,5%, dentro del alza del 33,3% en la imposición sobre rentas y patrimonio) y de Sociedades (que se eleva un 42,1%).

El IVA de otra parte incrementa su recaudación un 16,8%, en el marco del avance del 14,7% en los tributos sobre la producción y las importaciones. Se disparan un 292,9% los impuestos sobre el capital mientras que los ingresos correspondientes a cotizaciones sociales descienden un 2%.

Del lado del gasto, la reducción del 0,1% frente a la primera mitad de 2020 deja una factura de 130.006 millones, siendo la principal partida por volumen la de transferencias entre administraciones públicas, por valor de 81.432 millones.

Se aumenta en este capítulo la asistencia a las comunidades autónomas que crece un 2,8%, en 1.202 millones, hasta los 44.828 millones. En total, el gasto del Estado directamente relacionado con la pandemia fue de 5.351 millones (4.791 de ellos en transferencias).

En paralelo, la remuneración de asalariados crece un 4% (hasta los 9.878 millones), tras incorporar el alza salarial del 0,9% correspondiente a este año (que compara con el 2% de aumento de 2020).

Normas
Entra en El País para participar