Ganadoras de la ola digital

Las ‘big tech’ de EE UU vuelven a batir récords, pero los reguladores y la falta de chips traen nubarrones

Tienen 70 casos abiertos por temas de competencia, frente a los 17 de hace dos años

Apple y Microsoft advierten de que la escasez de componentes golpeará sus ventas

Las big tech estadounidenses –Apple, Microsoft, Google, Facebook y Amazon– no solo fueron las grandes ganadoras económicas de la pandemia, también están siendo las grandes beneficiadas de la recuperación gradual tras la crisis del Covid-19. Si los confinamientos durante los meses más duros de la crisis llevaron a muchas empresas y consumidores a utilizar las tecnologías y servicios de estas compañías, ahora estos grupos siguen cosechando ventas y ganancias récord tras constatarse una realidad: la transición a lo digital, acelerado con la pandemia, ha llegado para quedarse y la demanda de dispositivos y servicios digitales sigue aumentando.

Así se refleja en las cuentas trimestrales de las cinco grandes tecnológicas, que entre abril y junio obtuvieron unos beneficios combinados de 74.899 millones de dólares, casi el doble que en el mismo periodo del año anterior. Todas juntas sumaron unos ingresos de 331.626 millones de dólares, un 36% más.

Apple obtuvo unas ganancias de 21.700 millones de dólares en ese periodo, su mejor tercer trimestre fiscal en sus 45 años de historia, impulsada por las fuertes ventas del iPhone, que se elevaron un 50%, y el crecimiento de su negocio de servicios. También subieron un 36% los ingresos de la categoría de wearables, equipos para el hogar y accesorios de la compañía.

Alphabet, matriz de Google, alcanzó unos ingresos en el segundo trimestre de 61.800 millones de dólares, un 62% más frente al mismo periodo del año anterior, y un beneficio de más de 18.500 millones, más del doble que en 2020. Sus ingresos publicitarios aumentaron un 70% frente al año pasado, y los de la nube (Google Cloud) un 54% más.

Microsoft también superó las expectativas del mercado y reportó unos ingresos de más de 46.000 millones de dólares, un 21% más, y unas ganancias netas de 16.500 millones, un 47%. Su actividad de servi­cios en la nube subió un 30% hasta los 17.375 millones, con un crecimiento del 51% en su negocio de computación en la nube Azure.

Se beneficiaron del confinamiento y ahora también de la recuperación pos-Covid

Facebook también obtuvo unos resultados mejor de los esperados. Obtuvo unos ingresos de 29.077 millones de dólares, un 56% más, y unas ganancias netas de 10.394 millones, doblando la cifra del mismo trimestre del año anterior. Por su parte, Amazon fue la única que dio ventas por debajo de lo esperado, pues hay personas que vuelven a comprar en las tiendas físicas. Aun así, facturó 113.080 millones, un 27% más, y su beneficio subió un 48%, hasta los 7.778 millones. Su negocio de la nube creció un 37%, hasta 14.809 millones.

Para Jim Tierney, gerente de cartera de AllianceBernstein, las cifras logradas por estas compañías son “absolutamente impresionantes”. “Creo que la conclusión es que todos los hábitos digitales que adquirimos durante los últimos 12 meses se quedarán con nosotros cuando salgamos de la crisis”, aseguró al Financial Times (FT).

Así debe verlo Satya Nadella, CEO de Microsoft, pues tras presentar las cuentas de su compañía aseguró que el aumento en el gasto tecnológico desde principios de 2020 era “solo el comienzo” ya que el cambio de las empresas a la tecnología digital se está “acelerando” rápidamente. “El 5% del PIB mundial es gasto en tecnología y se prevé que se duplique, y que lo haga a un ritmo acelerado”, añadió.

El valor de mercado conjunto de Google, Amazon, Apple, Microsoft y Facebook es ya de 8,9 billones de dólares y supone ya un tercio de todo el índice S&P 500 de las 500 compañías más grandes de EE UU, tras dispararse el precio de sus acciones durante la pandemia. La tormenta perfecta para las tecnológicas sigue, tal y como aseguró hace unos días a The Guardian Thomas Philippon, economista y profesor de finanzas en la Universidad de Nueva York.

Como siempre, la pregunta es cuánto durará la época de vacas gordas para estas tecnológicas. Y no hay una respuesta unánime, aunque sí se apuntan algunos nubarrones que pueden amenazan su buena marcha. Uno es el interés de los reguladores de medio mundo en limitar su poder. Según un análisis de The Information, actualmente se están llevando a cabo 70 investigaciones relacionadas con temas de la competencia contra Apple, Amazon, Google y Facebook en todo el mundo, frente a las 17 investigaciones que había hace dos años.

Aunque está por ver el desenlace de todas ellas, esta avalancha de investigaciones hace sospechar que algunas puedan acabar marcando restricciones en la forma de operar de las big tech e impactar en sus negocios.

Apple, Microsoft, Google, Facebook y Amazon suman un valor de casi 9 billones de dólares

Otro asunto serio que amenaza especialmente a dos de los cinco gigantes tecnológicos es la escasez de chips. Microsoft, pese a su espléndido trimestre, vio caer un 20% las ventas de su ordenador Surface entre abril y junio por problemas en la cadena de suministro, y sus ingresos por licencias de Windows (su negocio OEM) decreció un 3% porque los envíos de PC de los fabricantes de PC se están viendo afectados por la falta de procesadores.

Tim Cook también avisó en su llamada con analistas que las restricciones en la oferta de componentes afectarán a las ventas del iPhone y del iPad en el segundo semestre del año, incluso más allá. Aunque en el trimestre concluido en junio, la escasez de semiconductores no parece haber hecho mella en la compañía de la manzana, Cook sí dijo que la compañía lo habría podido hacer aún mejor si hubiera podido atender “la gran demanda [que han tenido], que ha sido mayor de lo que esperábamos”. En abril, el CEO de Apple ya informó que la escasez mundial de semiconductores había retrasado la producción de MacBooks y iPads.

Wall Street estimó a principios de año que Apple entregaría 220 millones de iPhones en 2021, pero tras ahora no está claro si lo logrará. La compañía también espera una desaceleración en el crecimiento de sus servicios.

La publicidad digital, disparada

Anuncios. La publicidad digital se disparó en el segundo trimestre, después de que la pandemia haya llevado a los ciudadanos a recurrir a los servicios online. De ello han sacado gran provecho Google (sus ingresos por publicidad subieron un 69%) y Facebook (un 56%). Las dos generaron 79.024 millones de dólares por este negocio en tres meses. MIentras, la CNMC advirtió hace unos días del enorme poder de ambas en España, donde en 2019 controlaron el 70% de los ingresos de la publicidad online. También Amazon sacó partido. En el trimestre, la mayor parte de su negocio “otros”, que acumuló 7.900 millones de ingresos, un 87% más que en el mismo periodo del año anterior, correspondió a la publicidad.

Pese a este enorme tirón del negocio publicitario online, la red social, que logró en el segundo trimestre superar el billón de dólares de capitalización en Bolsa, avanzó una “significativa desaceleración” en su crecimiento para lo que resta de año. Y citó los cambios regulatorios y las novedades para preservar la privacidad de los usuarios en la plataforma de Apple como obstáculos: “Hay un aumento en los vientos en contra de la publicidad dirigida”.

Nube. También subió el negocio de la nube, como revelan los datos de Microsoft, Amazon y Google. Esta apuntó que Google Cloud registró una pérdida operativa de 591 millones, frente a los 1.430 millones de hace un año. “Aún estamos en las primeras etapas de este negocio, pero vamos a continuar invirtiendo en él de forma agresiva”, señalaron.

Críticas. Las cinco big tech defendieron su papel para ayudar a que las empresas crezcan y las personas se mantengan conectadas. Pero eso no evitó que los críticos volvieran a acusarlas de abusar de su posición de dominio. “Es lo que pasa cuando se tiene un monopolio. Ganas cuando las cosas van bien y cuando van mal. Ganas siempre”, dijo al FT Barry Lynn, del Open Markets Institute.

Normas
Entra en El País para participar