Qualicaps: cápsulas producidas y personalizadas en Alcobendas

Venden fuera de España el 75% de la producción, entre 60 y 70 millones de cubiertas que elaboran anualmente

Tanques con solución de gelatina.
Tanques con solución de gelatina.

Una mitad blanca y la otra roja, o azul y amarilla, enteras de un mismo color, con una pequeña inscripción o sin información legible. A veces son transparentes y vemos su contenido y otras absolutamente opacas, ocultando pequeños gránulos o líquidos de mayor o menor viscosidad.

Contienen compuestos medicinales desarrollados por farmacéuticas o algún componente nutricional para mejorar nuestra salud. En ocasiones, en vez de tragarlas, son la carga de inhaladores o su uso es vía vaginal o rectal. Las cápsulas forman parte de nuestro día a día desde hace ya décadas.

Y en España, concretamente en la localidad madrileña de Alcobendas, tiene sede desde hace años Qualicaps, una de las mayores productoras de cápsulas del mundo. Hablamos del único proveedor de este tipo de pequeños recipientes o cubiertas de uso farmacéutico y de salud con fábrica en nuestro país. Otra parte de su producción en Europa se sitúa en Rumanía.

Son pioneros en incorporar una estructura de autocierre, aplicar impresión o desarrollar envolturas vegetales

A escala mundial, es el segundo proveedor de cápsula dura en el sector farmacéutico y tercero si consideramos el mercado farmacéutico, más el de la salud.

En el ejercicio comprendido entre el 1 de abril de 2019 y el 31 de marzo de 2020, facturaron 34 millones de euros en cápsulas de gelatina y 28 millones de euros en las de celulosa. La previsión para el 2021 es vender 69,6 millones en total. Cifras especialmente relevantes “teniendo en cuenta la llegada de proveedores que fabrican fuera de la UE, especialmente en India y China, cuya política de precios más agresiva aumenta la presión sobre nosotros, los proveedores locales”, explica Susana Ecenarro, vicepresidente de I+D y registro sanitario de Qualicaps para EMEA (Europa, Oriente Medio y África, por sus siglas en inglés) y Asia meridional.

Cuentan con certificaciones para halal o kosher y también para vegano

Nacimiento

Seleccionador de cápsulas
Seleccionador de cápsulas

El germen de la actual empresa se remonta a 1897, cuando se creó en Indianápolis (EE UU) Eli Lilly & Co. Esta farmacéutica internacional decidió en 1973 construir la primera planta de producción de cápsulas de Europa en Alcobendas (Madrid), que pocos años después, en 1984, pasó a llamarse Qualicaps y convertirse en un centro de vanguardia en la personalización de este producto.

De un vistazo

Controles de calidad
Controles de calidad

Facturación. La compañía cerró el pasado 31 de marzo el ejercicio de 2020, y a falta de la auditoría de las cuentas, las ventas han mejorado un 12% respecto a 2019 “por la mayor demanda de nuestros principales clientes”, apuntan desde el departamento financiero. Lo contrario a lo ocurrido en el anterior ejercicio, cuando la cifra de negocio disminuyó un 10,6%, hasta situarse en 62 millones de euros.

Mercados. El 75% de la facturación procede de las ventas en el exterior y, especialmente, de países europeos tales como Alemania, Francia, Italia y Suiza. Con respecto a otras regiones, están consolidando su presencia en Oriente Medio, norte de África y sudeste asiático (India, Pakistán y Bangladesh, principalmente). En total, han vendido en 35 países distintos.

A partir de 1992 es comprada por diferentes grupos de capital riesgo, como Shionogi o Carlyle, hasta que en 2013 es adquirida por el Holding Mitsubishi Chemical Holdings Corporation, su actual propietaria.

Entre los grandes logros, implementar características que desde entonces se han convertido en estándares de esta industria. Por ejemplo, fueron los primeros en incorporar una estructura de autocierre, aplicar las técnicas de impresión Rotoprint™ o introducir en el mercado farmacéutico una envoltura de origen vegetal.

Actualmente trabajan tanto para farmacéuticas como para empresas de salud

Hasta hace dos años, únicamente trabajaban para el mercado farmacéutico, incluidos los principales laboratorios españoles e internacionales. Ahora también las empresas de salud están entre sus clientes.

Certificaciones

Sus soluciones específicas para la administración de fármacos y complementos alimenticios cuentan con el aval de las autoridades sanitarias españolas y han superado las inspecciones de la FDA sin observaciones tras cumplir unos requisitos exigentes tanto para uno como para el otro uso. En el caso del mercado farmacéutico, “las especificaciones, por ejemplo, variación de peso o cantidad de lubricante, marcadas por los clientes son más restrictivas que para las empresas dedicadas al cuidado de la salud”, pero, en cualquier caso, desde Qualicaps “mantenemos los mismos estándares de calidad que exigen ambos mercados”, aseguran desde la empresa.

Control visual de las cápsulas
Control visual de las cápsulas

También cuentan con certificación para halal o kosher así como para vegano. Desde hace unos años, estos requerimientos definidos por el consumidor final han pasado de ser un atractivo más a convertirse en algo fundamental. Sobre todo en el caso de las halal y kosher, dado que el alcance de Qualicaps se extiende a regiones en las que viven millones de musulmanes o judíos, con religiones que plantean reglas alimentarias específicas de obligado cumplimiento.

Usos y ventajas

En cuanto a sus usos, pueden emplearse para distintas vías de administración: oral, inhalación, vaginal o rectal. La primera es la más utilizada, mientras que la segunda está adquiriendo cada vez más importancia. Su uso en inhaladores de polvo seco se introdujo por primera vez en la década de los setenta para el tratamiento de afecciones asmáticas y desde entonces no ha cesado de crecer.

Las cápsulas han ido ganando terreno frente a los comprimidos por diversas razones, opina la responsable de I+D, entre ellas, “que suponen un sistema de administración muy versátil al poder contener distintos tipos de formulaciones: polvo seco, gránulos, formulaciones líquidas, otra cápsula, etcétera”.

Además, en el terreno más especializado, se considera que la dura es el mejor vehículo para agilizar las fase I y II en los ensayos clínicos, y por lo tanto, permite reducir el tiempo de comercialización del medicamento, ya que “es un formato en el cual se puede introducir únicamente el o los principios activos para el desarrollo nuevas moléculas y fórmulas complejas”, añade.

También destacan por la facilidad que aportan en la identificación del producto, dado que las “opciones de color e impresión son prácticamente ilimitadas, lo que supone una gran ventaja que otras formas de dosificación no pueden igualar”.

Innovación para la humedad o facilitar la inhalación

Susana Ecenarro, vicepresidenta de I+D.
Susana Ecenarro, vicepresidenta de I+D.

Susana Ecenarro, vicepresidenta de I+D, cree que el apoyo del CDTI ha sido fundamental “para el desarrollo de nuestros últimos lanzamientos, productos de alto componente innovador que contribuyen al desarrollo de formulaciones de ingredientes activos con composiciones complejas”. Desde 2011, el organismos público ha aportado 2,3 millones de euros para siete proyectos.

Ejemplo de esa colaboración es el lanzamiento de cápsulas en las que la innovación de procesos de fabricación ha logrado, por ejemplo, un contenido de humedad más bajo, necesario para formulaciones sensibles a ella. Por otro lado, se ha avanzado en la especialización, ofreciendo soluciones para diferentes formulaciones de inhalación de polvo seco y de administración oral.

Ahora se está investigando soluciones para fármacos o complementos alimenticios cuyo propósito es el de liberar el principio activo o nutriente de manera retardada. Según Ecenarro, se trata de poder ofrecer “una cápsula lo más natural posible, que no necesite un recubrimiento especial, reduciendo los costes del proceso de fabricación en las plantas de los clientes farmacéuticos, así como aumentando el rendimiento de la producción final y el tiempo de puesta en el mercado”.

Normas
Entra en El País para participar