BBVA gana 1.911 millones, repartirá entre el 35% al 40% del beneficio y recomprará hasta el 10% de acciones

niciará la recompra del 10% de sus acciones en noviembre y durará un año

BBVA ha cerrado el primer semestre del año con un beneficio neto atribuido de 1.911 millones, frente a los 1.157 millones de pérdidas de periodo de 2020, cuando se anotó apuntes extraordinarios para hacer frente a la crisis del coronavirus. De esta forma, el banco recupera las cifras pre-Covid. Las menores provisiones, en un 60%, por la mejoría económica han contribuido a impulsar las ganancias en el semestre.

El consejero delegado del banco, Onur Genç, anunció el viernes que el banco regresará, a partir del 30 de septiembre, a su política de retribución al accionista consistente en distribuir anualmente entre un 35% y un 40% de los beneficios obtenidos en cada ejercicio en efectivo mediante dos distribuciones (previsiblemente en octubre y abril y sujeto a las aprobaciones pertinentes). Además, explicó que BBVA ha empezado a dar los “pasos necesarios” para el proceso de recompra de hasta el 10% de sus acciones y tiene previsto comenzar el programa el último trimestre del año, una vez obtenida la aprobación del supervisor.

De momento, ya ha hablado con el supervisor europeo para poder iniciar esta operación en noviembre, y seguir comprando acciones a lo largo previsiblemente de 12 meses, ya que la operativa se realizará por tramos y con seguimiento de la cotización. El primer tramo de recompras podría extenderse entre dos y cuatro meses. El motivo de llevar a cabo esta operativa es su convicción de que el precio de la acción no refleja en la actualidad la solidez del negocio. “Pensamos que está muy barata”, subrayó el ejecutivo.

Esta operación, como el ajuste de plantilla llevado a cabo en España, y que ha afectado a 2.935 empleados, ha sido posible tras la venta de su filial en Estados Unidos a PNC , y que ha generado a BBVA unos 8.000 millones de euros en capital, con unos ingresos de 9.600 millones de euros. El programa de recompra del 10% de las acciones del banco sumará, según el precio actual, unos 3.500 millones de euros, que se añadirían a los 696 millones de euros netos con los que se ha costeado el ajuste de la entidad.

El resto del capital sobrante podría usarse para la compra de una entidad (ya negoció una fusión con Banco Sabadell en noviembre que se frustró), en países en los que ya tiene presencia, incluido España, o utilizarlo para repartir un dividendo extraordinario, por ejemplo.

El consejero delegado justificó la salida del banco de EE UU, frente a la gran apuesta de su rival Banco de Santander. Mantiene que la opción de vender fue la mejor, ya que “solo teníamos una cuota del 0,06%, es un mercado muy grande”.

El semestre recoge impactos no recurrentes que, excluidos del resultado, darían lugar a un beneficio de 2.327 millones, un 183% más. Por áreas, México cerró el semestre con un resultado atribuido de 1.127 millones de euros, frente a los 656 de un año antes (un 71% más). Este país supone el 43% del resultado total del grupo. En España, el resultado fue de 745 millones, frente a los 108 del año pasado, y el mercado español supone un 28,4% del resultado del grupo.

Pese a que el banco es bastante optimista sobre la marcha de la economía y del negocio en España, el director financiero de BBVA, Jaime Sáenz de Tejada, aseguró que el banco espera que el margen de intereses disminuya entre un 1% a un 2% en el país este año.

El consejero delegado explicó que el banco no espera una subida de la morosidad este año, y puede que haya un repunte en 2022, pese a ello, considera que el grupo tiene provisiones suficientes. Comentó que desde principios de la pandemia ya provisionó unos 1.500 millones de euros, de los que 900 millones corresponden a España. Y añadió que esperarán hasta 2022 para ver si han terminado las incertidumbres derivadas del Covid, y en ese caso, se plantearían liberar dotaciones.

Todos los márgenes de la cuenta de resultados del banco presentan caídas por la depreciación de las monedas en América Latina y Turquía.

En cuanto a la solvencia, el grupo mantiene una ratio CET1 fully loaded del 14,17%, tras el cierre de la venta de BBVA USA. Este porcentaje es uno de los más altos de la banca en Europa.

Retribuciones
El presidente de BBVA, Carlos Torres, cobró 2,37 millones de euros entre remuneración fija, variable y aportación a la pensión en la primera mitad del año, un 46% menos que un año antes, tras la renuncia en 2020 al bonus, según la información remitida por el banco al supervisor bursátil. Además, la cantidad total recibida es menor por la nueva política de remuneraciones, aprobada en la última junta de accionistas, que incluye un cambio en el sistema de pensiones del presidente de BBVA para alinearse con las mejores prácticas de mercado.

Por su parte, el consejero delegado, Onur Genç, recibió 2,2 millones de euros en los primeros seis meses del año, un 31% menos en términos interanuales, también por su renuncia a cobrar remuneración variable de 2020. Su retribución no ha variado y siguió siendo de 1,09 millones de euros, mientras que su remuneración variable de 2020 fue cero y la de 2017 ascendió a 485.000 euros (307.000 en efectivo y 178.000 en acciones).

Normas
Entra en El País para participar