Recuperación desigual

Las Bolsas periféricas, a las que más les cuesta retornar a niveles pre-Covid

El Ibex y el PSI 20 están un 13% y un 6% por debajo

Ibex PSI Pulsar sobre el gráfico para ampliar

El avance la vacunación y la reapertura de las economías ha permitido a las Bolsas dejar atrás los números rojos de 2020, un año aciago para los activos de riesgo. Aunque los principales índices de Europa y EE UU acumulan sustanciales revalorizaciones en el año, que se amplían desde los mínimos de marzo del pasado ejercicio, no todos logran recuperar los niveles previos al estallido de la crisis. De hecho, son las Bolsas periféricas de la eurozona las que mejor ejemplifican esta tendencia con el Ibex 35 y el portugués PSI 20 como mejores representantes. Fuera de la zona euro pero dentro del Viejo Continente, el FTSE británico tampoco logra recuperar los niveles pre-Covid.

Con un alza del 8,83% en lo que va de año y una recuperación del 43,87% desde los mínimos de 2020, la Bolsa española continúa estando un 12,87% por debajo de los 10.083,6 puntos registrados hace 17 meses. Esta brecha que ha ampliado en el último mes, periodo durante el cual la expansión de la variante Delta y la posibilidad de que los Gobiernos retomen las restricciones ha acelerado la corrección en las principales Bolsas. Por su parte, el PSI 20 se revaloriza un 42,36% desde los mínimos de 2020, ganancias que en 2021 se reducen al 4,5%, pero sigue estando a un 5,82% de los 5.434,85 puntos que tocó febrero de 2020.

El Mib italiano, una de las Bolsas más golpeada por la crisis, logra escapar a esta tendencia y aunque en la actualidad se sitúa 308 puntos por debajo de los niveles pre-Covid, a comienzos de junio logró superarlos. Pese a su fuerte dependencia de la banca, un negocio cíclico que se ha visto perjudicado por la caída de la actividad y los tipos cero, la Bolsa italiana ha contado con el apoyo de la estabilidad política. “La llegada de Mario Draghi al Gobierno ha dado mucha confianza a los inversores que esperan una mayor recuperación al ser un tecnócrata quien dirige el país”, señala Sergio Ávila, analista de IG.

La dificultad que están encontrado las Bolsas de la periferia y la británica para recuperar las valoraciones previas al estallido de la crisis contrasta con el buen hacer de otros selectivos como el Dax alemán. El pasado enero la Bolsa germana ya logró este hito, pero su buen desempeño no ha quedado ahí. El rally experimentado por la renta variable le ha llevado a revalidar en reiteradas ocasiones los máximos históricos. La última vez el pasado 12 de julio.

No logra marcar récords, pero sí cotiza en zona de máximos del 2000. El Cac francés que a día de hoy es el índice más alcista de Europa en los que va de año (19,5%), consiguió superar los niveles pre-Covid el pasado abril. Un mes antes lo logró el Euro Stoxx 50, que ronda máximos de 2008.

Juan José Fernández-Figares, director de análisis de Link Securities, señala que tanto a la economía portuguesa como a la española y la italiana les pesa mucho su dependencia del sector turístico, que condiciona la recuperación económica de los países. Junto a esto los expertos destacan la fuerte dependencia de sectores como el bancario o el eléctrico, dos negocios con fuerte presencia en la Bolsa española pero que no atraviesan por su mejor momento.

A los bajos tipos de interés que pasan factura a la banca, se suman los cambios normativos que planea el Gobierno de España para el sector energético, unas modificaciones que podrían hacerse extensible a otros países como Italia o Portugal. Mientras estos sectores tienen un peso destacado en los tres índices con el Ibex como mejor ejemplo, “otros como el tecnológico o el industrial que lo han venido haciendo muy bien desde hace meses apenas tienen presencia”, añade.

Aunque en las últimas jornadas las dudas han llevado a muchos especular con la posibilidad de que la Bolsa española haya tocado techo en IG se muestran optimistas. "La economía se está recuperando, por lo que se puede seguir confiando en la mejoría del índice español. La clave está en que supere los 8900 puntos, de recuperarlos, que es el escenario más probable, lo más normal sería volver a verlo en los máximos de junio y posteriormente en los 10 000 puntos", apunta Ávila. Es decir, ni en el escenario más optimista la Bolsa española recuperaría los niveles precrisis.

Normas
Entra en El País para participar