El Ibex choca con los 8.800 puntos de la mano de los resultados empresariales

El selectivo español avanza un 0,6%

Ibex 35
Parqué de la Bolsa neoyorquina. EFE

Con la resaca de la Reserva Federal y antes de que la atonía propia del verano termine por apoderarse de los mercados, los inversores tienen el reto de digerir la avalancha de resultados empresariales, unas cifras que como en el trimestre anterior están sirviendo de catalizador a las Bolsas. El Ibex 35 avanzó un alza del 0,6% y se queda a las puertas de los 8.800 puntos, nivel que superó en niveles intradía cuando llegó a subir un 1,23%.

El mercado dio el visto bueno a las cuentas de ArcelorMittal (4%), Acerinox (3,53%), Sabadell (3,14%) y Grifols (2,83%) cuatro de las cotizadas que desfilaron por la pasarela de resultados. Aunque hoy no han presentado sus cuentas, el resto de entidades que componen el Ibex 35 se sumarona a las ganancias. Santander se anotó un 2,57%; BBVA, un 0,74%; CaixaBank, un 2,47% y Bankinter, un 1,47%.

En el lado opuesto se coló Indra, que tras subir el miércoles un 12,91% ayer corrigió un 2,39% No muy lejos se situaron Naturgy (-2,1%), Pharma Mar (-1,53%) y Endesa (-1,24%). El haber logrado un beneficio histórico no fue suficiente para que Telefónica (-0,8%) escapara a las pérdidas.

El resto de Bolsas europeas se sumaron a la corriente alcista con avances que oscilan entre el 1% del Mib y el 0,37% del Cac francés. En Wall Street el buen dato de PIB del segundo trimestre y el resultado favorable logrado por los republicanos y demócratas en el Senado al plan de infraestructuras sirvió de impulso para que al cierre de los mercados europeos los tres índices de referencia rondaran máximos. La economía estadounidense creció un 1,6% en el segundo trimestre en comparación con el mismo periodo del año anterior. En cifra anualizada, aumentó un 6,5% desde el 6,3% anterior, por debajo del 8,5% esperado.

La proximidad de un tapering en EE UU no inmutó a la renta fija. El bono español y el alemán cerraron sin cambios en el 0,273% y el -0,45% mientras la referencia estadounidense se sitúa en el 1,25%. Ayer, el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Jerome Powell, insistió en considerar transitoria la elevada inflación actual y mantuvo su previsión de que los precios se acabarán moderando, pero también recalcó que el banco central estará preparado para actuar en caso de que eso no ocurra. Entre los miembros del banco central empiezan a surgir las voces que apuntan a la necesidad de una reducción del programa de compras. Después de los mensajes lanzados ayer, los expertos ponen la cita de septiembre como el momento propicio para el anuncio pero no sería hasta finales de año o principios de 2022 cuando entraría en vigor.

En el mercado de materias primas, el petróleo Brent, de referencia en Europa, sube un 0,5% hasta los 74,22 dólares el barril. El Texas se anota el 0,46% hasta los 72,75 dólares el barril. En el mercado de divisas, el euro cotiza por encima de los 1,18 'billetes verdes' con un alza del 0,3%.

Normas
Entra en El País para participar