Telefónica bate su récord de beneficios por las plusvalías y mejora previsiones

Confirma dividendos y propone amortizar un 0,7% del capital que tiene en autocartera

Reduce la deuda un 29,5%, hasta 26.200 millones

Telefónica registró un beneficio neto de 7.743 millones de euros en el segundo trimestre de 2021, cifra que supone su récord histórico. Este resultado es consecuencia de las plusvalías provenientes del cierre de la fusión de O2 y Virgin Media en Reino Unido y de la venta de las torres de Telxius a American Tower. Es decir, dos de las grandes operaciones realizadas para ejecutar el plan de acción anunciado por el grupo en 2019.

El cierre de esas dos operaciones a comienzos de junio se ha reflejado en un beneficio neto de 8.629 millones de euros en el primer semestre del año. Se trata igualmente de una cifra sin precedentes, la más alta de la historia de Telefónica.

Según la compañía, la finalización de estas transacciones también ha propiciado una histórica reducción de la deuda financiera neta del grupo. De esta forma, Telefónica acaba junio en los 26.200 millones de euros, un 29,5% por debajo de la de junio de 2020. En los últimos cinco años, la deuda de la compañía ha sido rebajada a la mitad, desde los más de 52.000 millones de euros registrados a junio de 2016. En una call conference con inversores y analistas, la directora financiera, Laura Abasolo, ha indicado que el ratio de apalancamiento ha pasado en el último año de 2,79 a 2,57 veces el ebitda. La directiva ha aputado que el coste de la deuda se ha situado en el 2,69%, mientras que la vida media de la deuda se ha extendido hasta 13,69 años.

“Al mismo tiempo, las plusvalías procedentes de las operaciones han reforzado el balance del grupo, que cuenta ahora con una estructura de capital más eficiente que incrementa la calidad del valor de la compañía, con un aumento del patrimonio neto superior a los 10.000 millones de euros”, dice la operadora, que añade que cuenta también con una sólida posición de liquidez, que aumenta hasta los 26.924 millones de euros.

Las acciones de Telefónica se dejaban cerca de un 1,5% en los primeros minutos de cotización, penalizados en buena medida por el saneamiento de los activos en España de 3.702 millones de euros, realizado por su rival Orange. No obstante, con el paso de los minutos, la bajada se ha aminorado hasta el 0,12%.

Ingresos

En el segundo trimestre, los ingresos de Telefónica se han situado en los 9.964 millones de euros, un 3,6% menos que en el mismo periodo de 2020, pero un 3,4% más en términos orgánicos. En el primer semestre, los ingresos han alcanzado los 20.305 millones de euros, un 6,5% menos con respecto a la cifra reportada en junio de 2020, pero, de nuevo, un 0,9% más de manera orgánica. Del mismo modo, el beneficio operativo antes de depreciaciones y amortizaciones (Oibda) ha acelerado la tasa de crecimiento interanual en el segundo trimestre de manera orgánica hasta el 3,3%, con un aumento del 1,7% en la primera mitad del año.

La evolución del negocio en el primer semestre y las positivas perspectivas para la segunda mitad del año en los mercados principales de Telefónica han llevado a la compañía a elevar sus objetivos financieros para 2021. Si la anterior referencia contemplaba una estabilización de los ingresos y del Oibda, ahora considera que se moverán entre la estabilización y un ligero crecimiento. Además, mantiene la vuelta a un nivel normalizado de inversión (CapEx) sobre ventas de hasta el 15%. El consejero delegado, Ángel Vilá, ha señalado ante los analistas que la compañía espera una mejora de los márgenes en los próximos trimestres, además de indicar que la compra de espectro en la reciente subasta realizada en España se ha hecho con unos términos financieros muy favorables.

En este escenario, Telefónica ha confirmado su remuneración al accionista en 2021 con un dividendo de 0,30 euros que será abonado en dos tramos, 0,15 euros en diciembre de este año y otros 0,15 euros en junio de 2022, mediante la fórmula de dividendo flexible voluntario (scrip dividend).

Como novedad, la compañía anuncia que propondrá a los accionistas la amortización del 0,7% del capital que tenía en autocartera con fecha de 30 de junio de 2021. "En mayo pasado, la compañía amortizó un 1,5% del capital", ha recordado José María Álvarez-Pallete, en la citada call conference con inversores y analistas.

Telefónica señala que las cifras de inversión han encajado con la normalización contemplada en los objetivos para 2021 y con un modelo basado en una mayor eficiencia y en una menor necesidad de capital. El CapEx ha aumentado un 12,8% en el segundo trimestre con respecto al mismo periodo de 2020 y un 25% en el semestre. Según la compañía, las cifras del primer semestre han mostrado también su capacidad para generar caja. “Excluyendo el pago de espectro, el flujo de caja libre generado hasta junio ha aumentado un 30,9%, hasta los 1.613 millones de euros”, indica Telefónica.

La operadora ha destacado la reducción del impacto negativo de los tipos de cambio en las cuentas, principalmente de las monedas latinoamericanas. La apreciación del real brasileño desde abril ha limitado el efecto de las divisas en el Oibda a 78 millones de euros en el segundo trimestre, muy por debajo de los 288 millones de los tres primeros meses de 2021.

La teleco ha explicado que con las citadas operaciones de Reino Unido y Telxius como exponentes principales, ha seguido progresando durante el primer semestre de 2021 en la ejecución de su plan de acción.

Telefónica ha registrado avances importantes para lograr una menor exposición de capital en la división de Hispam, y cita como ejemplos los vehículos creados con KKR en Chile y Colombia para desplegar fibra; la generación de mayores eficiencias; y la rebaja de los riesgos mediante una mayor proporción de deuda en divisa local. En concreto, la deuda denominada en monedas latinoamericanas ha alcanzado ya el 30% de los compromisos financieros de todo el grupo, incluyendo arrendamientos, frente al 16% de junio de 2020 y el 21% de marzo de 2021.

“Esta evolución permite generar una cobertura natural que refuerza la sostenibilidad de la estructura de financiación de la compañía. Además, los ingresos han experimentado una notable mejoría en la región en el segundo trimestre, con crecimientos orgánicos en todos los mercados”, dice la operadora.

Por mercados, España reduce ingresos un 0,2% en el semestre, si bien, en el segundo trimestre vuelve al crecimiento, con un avance del 0,6%, hasta 3.045 millones de euros. La división española lidera la aportación de ingresos al grupo."Se ha vuelto al crecimiento en un mercado más racional", ha dicho Ángel Vilá, quien ha destacado el crecimiento en un 1,2% de los ingresos por servicios, así como el rebote del 62% de las ventas de terminales.

Telefónica Alemania crece un 2,9% en el semestre y un 5,7% entre abril y junio, mientras que Reino Unido cae un 7% en términos orgánicos en el semestre, y un 3,3% en el trimestre (en términos reportados caen un 22% y un 34%, respectivamente, como consecuencia de los ajustes tras la fusión de O2 y Virgin Media). Brasil eleva sus ingresos un 1,7% orgánico en el semestre y un 3,3% en el segundo trimestre (en términos reportados, la bajada es del 16% en el semestre, pero solo un 3,8% en el segundo trimestre por la mejora del real).

A su vez, Telefónica Tech ha continuado incorporando activos para reforzar una posición con la que acelerar un crecimiento que sigue siendo fuerte. En el segundo trimestre, los ingresos de esta unidad han crecido hasta los 203 millones de euros, un 26,6% más que en el mismo periodo de 2020, para un total de 369 millones en el conjunto del semestre, un 25,9% más.

Al cierre de junio, el grupo contaba con 367,2 millones de accesos, incluyendo el 100% de los accesos de VMED O2, un 3,7% más que un año antes. La red de alta velocidad (fibra y cable) de la compañía ha alcanzado 154,7 millones de unidades inmobiliarias (UUII), un 6% más, de los que 80 millones de UUII corresponden a la propia red de la compañía, un 10% más que un año antes.

Normas
Entra en El País para participar