Política monetaria

La Fed prepara el terreno para la reducción de las compras

Constata que la economía se encamina a los objetivos de la institución

Presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell
Presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell REUTERS

Los cambios en la política monetaria de EE UU se aplazan para próximas reuniones. Un mes después de que la Reserva Federal adelantara a 2023 la subida de tipos, los miembros de la institución volvieron a reunirse para evaluar las condiciones económicas y debatir sobre una eventual reducción del programa de compras. Tras dos días confrontando ideas, el Comité de Mercado Abierto de la Fed (FOMC) decidió mantener sin cambios los tipos, que permanecen en la horquilla del 0-0.25% desde marzo de 2020, y acordaron seguir compra deuda a razón de 120.000 millones de dólares al mes, ritmo que permanece sin cambios desde diciembre.

Fiel a las palabras de Jerome Powell de avisar con antelación antes de acordar nuevos cambios, el banco central de EE UU empieza poco a poco a preparar el terreno para el tapering. En el comunicado del Comité, lo miembros de la institución resaltan que la primera economía del mundo se encamina hacia los objetivos de empleo e inflación, dejando entrever que se dan los progresos para proceder al tapering, un proceso que el mercado espera que llegue a finales de año. No obstante, aunque el tapering está cada vez más cerca la Fed se compromete a ajustas la orientación de la política monetaria si surgen riesgos que puedan impedir la consecución de los objetivos.

“Con los avances en las vacunas y el fuerte apoyo de las políticas, los indicadores de actividad económica y el empleo han seguido fortaleciéndose. Los sectores más perjudicados por la pandemia han mejorado, pero no se han recuperado del todo”, señala la institución en el comunicado. Después de las sorpresas dadas por la inflación en los últimos meses, la Fed volvió a remarcar que los repuntes de se deben en gran medida a factores transitorios, una idea que también remarcó Powell en la rueda de prensa al señalar que por transitorio se refiere a no dejar marca permanente a la inflación y que el proceso de alza de los precios es de esperar que se detenga. Por si a alguien le quedaba alguna duda el comité reiteró que pretende alcanzar el máximo de empleo y la inflación en la tasa del 2% a largo plazo.

“Dado que la inflación se ha situado persistentemente por debajo de este se tratará de lograr una inflación moderadamente superior al 2% durante algún tiempo”, remarca. Es decir, aleja los fantasmas de una subida del precio del dinero, algo que está previsto para 2023. En la posterior rueda de prensa Jerome Powell adelantó que esperan que la inflación supere el 2% en los próximos meses y aseguró que en las próximas reuniones brindarán más claridad. Powell espera que la creación de empleo coja tracción en los próximos meses pues considera que aún están lejos de progreso sustancial del mercado laboral. Respecto al alza de los tipos el banquero central considera que aún queda mucho camino por recorrer y se sitúan en un horizonte muy lejano.

La falta de concreción impidió a Wall Street salir de dudas. A media sesión el Dow Jones y el S&P 500 cotizaban en tablas mientras el Nasdaq se anotaba un 0,5% gracias a los buenos resultados logrados por las grandes tecnológicas. En el mercado de deuda el bono de EE UU a 10 años repunta ligeramente al 1,26%.

Normas
Entra en El País para participar