Gestión de activos

AzValor baja a 500 euros la inversión mínima en sus fondos

Apuesta por Acerinox y Línea Directa en su cartera ibérica

Álvaro Guzmán, uno de los fundadores de AzValor.
Álvaro Guzmán, uno de los fundadores de AzValor.

AzValor ha decidido bajar a 500 el saldo mínimo en sus fondos. La gestora de Álvaro Guzmán de Lázaro, Fernando Bernad y Beltrán Parages, que salieron de Bestinver a finales de 2014 para emprender un proyecto en solitario tras la salida del gestor Francisco García Paramés, ha tomado esa decisión para adaptarse a las necesidades puntuales que puedan tener sus inversores. 

La gestora apunta que esta modificación completamente la ya adoptada de reducir el importe mínimo de las aportaciones adicionales para facilitar, junto a las aportaciones periódicas, el ahorro en los fondos, dado que, afirman, cuentan con un "elevado número de inversores en esta modalidad de aportación regular".

La firma explica en su carta trimestral que ha incorporado a Acerinox y Línea Directa en su cartera ibérica, si bien ambas con un peso inferior al 1%. Sobre la primera, apunta que su incursión sirve para aprovechar "una debilidad puntual en su cotización para construir una posición en línea con el potencial que le vemos". En el caso de la aseguradora, aseguran que "invertimos a un múltiplo de 13 veces los beneficios que estimamos como sostenibles", algo superior a nuestra norma (menos de 10 veces) pero aquí justificado por la mayor calidad del negocio".

Además, Azvalor reconoce que ha empezado a usar el margen del 10% para comprar empresas no ibéricas. Sus apuestas han sido UPC y Yellow Cake, dos vehículos de tenencia física de uranio que consideran que cotizan con un descuento muy abultado si se analiza el precio del uranio necesario para que la industria sea viable, unos 60 dólares por libra.

La gestora se ha deshecho además de su participación en Applus, Cementos Molins, Codere, Euskaltel y Zegona, las dos últimas ligadas a la opa de MásMóvil sobre Euskaltel.

AzValor reconoce que el valor objetivo de esta cartera ibérica es de 200,9 euros por participacion, muy por encima de los 95,8 euros actuales. Considera que la peor rentabilidad de este fondo frente a los internacionales es "temporal" y apunta que hay empresas en cartera como Sonaecom o Elecnor, con un peso del 11% en el fondo, que tienen poca liquidez, lo que puede provocar fuertes subidas. Otras, como Tubacex, se han visto, afirma, lastrada por el mal comportamiento del sector energético en bolsa y conflictos laborales.

En su cartera internacional, AzValor dio entrada en el segundo trimestre del año a Range Resources, la mayor gasística de EE UU, y a Public Power Corp (PPC), el antiguo monopolio griego de electricidad.

Normas
Entra en El País para participar