Los gestores estrella vuelven a brillar, con retornos de hasta el 50% en seis meses

El interés renovado por empresas cíclicas les ha beneficiado

Fondos unversión Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Los cazadores de acciones vuelven por sus fueros. Los gestores españoles de fondos de inversión más populares han logrado unos meses con rentabilidades espectaculares. Eso sí, en muchos casos, después de pasar varios trimestres de penurias. En el último semestre, los retornos han estado entre el 34% y el 50%.

El caso más significativo es el de Francisco García Paramés, gestor estrella y presidente de Cobas Asset Management. Su fondo de referencia ha acumulado varios años con malos resultados, pero ahora empieza a desquitarse. Cobas Selección se ha anotado una rentabilidad del 51% en los seis últimos meses y del 65% en los últimos 12 meses.

Con todo, el fondo de Paramés aún está por debajo del nivel al que debutó a finales de 2016 y en los últimos tres años todavía arrastra un rendimiento medio anual del -7,36%.

Otro fondo que lleva una evolución espectacular es el AzValor Internacional, gestionado por los antiguos colaboradores de Paramés cuando todos trabajaban en Bestinver. Álvaro Guzmán de Lázaro y Fernando Bernard han logrado unas rentabilidades del 47% en los seis últimos meses y del 74% en el último año.

En ambos casos, estas dos gestoras comparten la filosofía de inversión en valor (value investing, en la jerga), que busca comprar compañía que están muy infravaloradas por el mercado para después esperar pacientemente a su revalorización. En el caso de AzValor, las principales apuestas de sus fondos se han concertado en el sector petrolero y en el minero. Ambos llevaban tiempo de capa caída y con la pandemia y el parón económico se vieron aún más afectados. Ahora, con las campañas de vacunación y la rápida recuperación marcoeconómica han sido dos sectores que se han comportado muy bien.

En el caso de Paramés, también tiene en cartera varias compañías mineras y ligadas al transporte de gas natural, aunque sus fondos tienen un mayor peso de compañías industriales. En ambos casos han sido sectores que han recuperado el favor del mercado en los últimos meses.

Desde hace más de un lustro, el value investing ha tenido un peor comportamiento que otros estilos de inversión. En parte, porque las compañías tecnológicas y disruptivas han marcado el paso bursátil de los últimos tiempos (Apple, Amazon, Facebook, Google...). Desde noviembre ha empezado a producirse la llamada “gran rotación”, por la que grandes gestoras internacionales han vuelto a invertir en compañías de la llamada vieja economía: fabricantes de coches, empresas químicas, productores de materias primas... “Al final, el mercado se ha dado cuenta de que las nuevas compañías tecnológicas siguen necesitando combustibles, carreteras y minas para poder operar”, explica un veterano gestor.

Otro de los grandes referentes en España del value investing, Iván Martín, presidente de Magallanes Value Investors, también ha conseguido muy buenos retornos de sus fondos desde el pasado mes de noviembre. En los seis últimos meses, Magallanes European Equity ha rentado un 34% y en el último año un 64%.

En el caso de Martín, además, el fondo han conseguido esquivar las pérdidas algunos años difíciles. Su retorno medio anual en los cinco últimos ejercicios ha sido de casi un 9%.

La gestora value más veterana de España es Bestinver. Su fondo internacional ha logrado un 33% de rentabilidad en los últimos seis meses y del 61% en los últimos 12. Al igual que Magallanes, ha conseguido tener un comportamiento más estable que otros competidores.

Otro fondo value español con un retorno espectacular en los últimos seis meses ha sido Horos Value Internacional, con un 50% de revalorización.

Normas
Entra en El País para participar