Gestión de activos

Imantia registrará sus fondos en Luxemburgo para seguir creciendo

La firma tiene un patrimonio de 7.300 millones de euros bajo gestión. Su principal cliente institucional sigue siendo Abanca

Gonzalo Rodríguez, consejero delegado de Imantia.
Gonzalo Rodríguez, consejero delegado de Imantia.

Imantia Capital afronta una nueva etapa. Esta gestora de fondos tiene su origen en Ahorro Corporación, un holding financiero que daba servicio a las cajas de ahorros. Con la consolidación y el desmantelamiento del sector, la firma acabó trabajando casi en exclusiva para Abanca (un banco que tiene su origen en las dos grandes cajas de ahorro gallegas). En 2016, Abanca vendió el 61% del capital a Miurex, una sociedad controlada por uno de los consejeros del grupo, Pedro López Jácome. Aunque Imantia sigue siendo muy dependiente de los acuerdos con Abanca, la entidad quiere empezar a crecer en otros frentes.

Imantia Capital gestiona ahora activos por un importe de 7.300 millones de euros, entre fondos con marca propia, fondos con marca Abanca, y planes de pensiones. El activo en el que siempre se ha destacado más ha sido en deuda, con fondos muy reconocidos de estrategias conservadoras, pero desde hace dos años también se ha propuesto crecer con fuerza en fondos de Bolsa.

"Estamos encantados siendo el socio de referencia de Abanca para la gestión de activos, pero queremos crecer con otros inversores institucionales, y también llegar a más clientes minoristas", explica Gonzalo Rodríguez, consejero delegado de Imantia desde 2015.

Para crecer en el mundo institucional han lanzado el fondo Imantia Futuro (un fondo de fondos multitendencias, y que ha rentado cerca de un 50% en dos años) y el Imantia Futuro Healthy (que invierte en empresas de nutrición, deporte, bienestar... y ha rentado un 27% en dos años). También ha lanzado el Imantia Pro Quant, que trata de obtener una rentabilidad similar al índice norteamericano S&P 500, pero con menos volatilidad.

Para hacer más accesibles estos productos a las grandes gestoras españolas, Imantia va a crear réplicas luxemburguesas, para que estas firmas las puedan incluir en sus contratos de gestión discrecional de carteras. "Ya tenemos algún cliente grande interesado en contratar este tipo de formato", apunta Rodríguez.

Para llegar al público minorista, Imantia ha desarrollado una aplicación para facilitar al máximo la contratación de los fondos y para hacer más comprensible a los clientes las características de los productos que comercializa.

50 suscripciones vía Bizum

Imantia Capital es la única gestora de fondos que ha habilitado la posibilidad de que sus clientes puedan hacer aportaciones a los fondos de inversión por medio de una transferencia con la aplicación Bizum. Eso sí, con el límite de 2.000 euros por cliente y día. También ha desarrollado la tecnología para que estas aportaciones a los fondos de inversión se puedan hacer con un cargo a una tarjeta bancaria.

Normas
Entra en El País para participar