Infraestructuras

La mejora del tráfico en las autopistas de Abertis impulsa el beneficio de ACS

Gana 351 millones hasta junio, un 4,8% más, gracias a la reactivación económica

Las ventas ceden un 3,5% por la debilidad del dólar

Florentino Pérez, presidente de ACS.
Florentino Pérez, presidente de ACS.

Los resultados de ACS mejoraron hasta junio impulsados por la recuperación en las autopistas de Abertis, que debido a la pandemia de Covid-19 y las restricciones a la movilidad afectó al grupo sobre todo el pasado año. El beneficio neto atribuible hasta junio alcanza los 351 millones de euros, mostrando un aumento del 4,8% respecto al año anterior (un 5,6% ajustado por tipo de cambio), según remitió este martes la empresa a la CNMV.

El grupo presidido por Florentino Pérez refleja que todas las actividades han tenido “un buen comportamiento operativo, desatacando especialmente la recuperación del tráfico en las autopistas de Abertis tras las fuertes caídas sufridas en 2020 por el impacto del Covid-19”. Debido a esa reactivación, la concesionaria de autopistas aportó 77 millones en mejora del ebitda, que alcanza los 737 millones (un 14,6% más) y 62 millones al beneficio neto.

Las ventas de ACS llegan a los 13.330 millones, un 3,5% menos afectadas por el tipo de cambio, debido a la evolución del dólar americano frente al euro (menos 9%). Sin considerar el impacto del tipo de cambio las ventas del grupo se mantienen estables, según la compañía.

Por áreas, el beneficio neto del negocio de construcción crece un 4,3%, situándose en los 158 millones. Las ventas se sitúan en 12.363 millones, con una disminución del 4,6% frente al año anterior, que se reduce al 0,9% ajustada por tipo de cambio. Las ventas internacionales alcanzaron los 11.754 millones de euros, una cifra que representa el 95% de la facturación total de la actividad de construcción, siendo América del Norte y Australia los mercados más importantes. Las ventas en España representan un 5,3%.

En el caso del negocio de Abertis, entra en la senda recuperación debido al crecimiento del tráfico medio del 22,4% frente al primer semestre de 2020, “con datos positivos en todas las regiones operativas, acercándose a los niveles previos a la pandemia”, se asegura desde el grupo. Aporta 25 millones al beneficio, frente a las pérdidas del año anterior. Además, esta recuperación del tráfico medio diario junto con las recientes incorporaciones de nuevas autopistas en EE UU (Elizabeth River Crossing) y México (RCO), han permitido a la filial alcanzar unos ingresos de 1.069 millones (2%) y un ebitda de 709 millones (6%).

Respecto al área de servicios industriales, aporta 103 millones, y provienen de los activos energéticos retenidos por ACS tras el acuerdo de venta con Vinci. El beneficio neto alcanzó los 270 millones.

Por último, el área de servicios a la ciudadanía (Clece) obtuvo unos ingresos de 817 millones, aumentando un 7,7% respecto al mismo periodo del año anterior. “La recuperación se produce tras la paralización temporal de buena parte de servicios sociales que, en el ejercicio anterior, cesaron su actividad durante el estado de alarma explica esta positiva evolución”, explica el grupo concesionario.

Reducción de deuda

ACS informa que su cartera de obras a junio asciende a 61.363 millones de euros, un 96% internacional y manteniéndose estable a pesar del impacto del Covid-19. La distribución geográfica de las ventas del grupo se centran en gran medida en América del Norte, que representa un 60%. Australia supone un 19%, Europa un 17%, Asia un 3% y América del Sur el restante 1%.

Respecto al pasivo, presenta un saldo de deuda neta de 2.976 millones de euros. Esta cifra no incluye la caja del negocio industrial (859 millones de euros al cierre de 2020) por su acuerdo de venta a Vinci en marzo de 2021. La deuda neta se ha reducido en 715 millones, apoyado en el buen comportamiento operativo de las actividades y la positiva evolución del capital circulante, según la empresa.

Normas
Entra en El País para participar