No temas a la lluvia si vas en un Tesla.
No temas a la lluvia si vas en un Tesla.

Las recientes lluvias torrenciales en China descubren el ‘modo lancha’ de los vehículos Tesla

Aparecen numerosos vídeos por la red en los últimos días.

Todos tenemos claro que cuando se producen inundaciones masivas y las carreteras están completamente anegadas, circular con un coche es prácticamente imposible porque en cuanto las aguas tienen una altura superior a la de las ruedas, los motores de combustión suelen dejar de funcionar, salvo que instalemos un esnórquel con el que el motor pueda seguir recibiendo aire.

Y en los últimos días ha habido algunas zonas del planeta que se han visto especialmente hostigadas por las lluvias torrenciales. Es el caso de China que, aunque todos los años suele padece episodios de este tipo, este año parece haber sido diferente porque han servido para descubrir un nuevo tipo de lanchas urbanas, que no necesitan transformarse porque están presentes en nuestras calles con una forma curiosamente parecida a la de un Model 3 de Tesla.

Acelera y abre las aguas

Como os decimos, esas lluvias torrenciales han servido para ver imágenes en redes sociales de propietarios de Model 3 de Tesla que se comportaban en el agua como si tuvieran funciones anfibias. Ya sabéis, la posibilidad de meterse de hoz y coz en medio de una corriente y continuar con la marcha allí donde otros modelos fracasan y quedan varados a la espera de recibir ayuda.

Las pruebas de esta cualidad, que pocos suponían, ha llegado con forma de vídeos y que podéis ver a lo largo de esta información donde se hace evidente que allí donde otros coches se detienen y quedan al albur de la corriente, el Model 3 de Tesla sigue y sigue hasta encontrar una salida. Es el caso, por ejemplo, de la prueba que tenéis justo encima donde uno de los EV de los de Elon Musk va esquivando el peligro de la riada bien agarrado al suelo y maniobrando con aparente facilidad.

El australiano ya avisó hace algunos meses de que sus coches podían comportarse de esta manera en circunstancias como las vistas en China recientemente. Tanto es así que otro de los vídeos que prueban este modo lancha cuenta con un punto extra de dramatismo ya que el propietario del Tesla viene de conseguir escapar de un túnel inundado donde, según los testigos, otros coches quedaron atrapados y sin posibilidad de avanzar. Las condición eléctrica del EV y la ausencia de un motor de combustión que necesite aire para funcionar son algunas de las causas de este nuevo modo que, en un desastre como en de las inundaciones en China, ha destacado como una nueva razón para confiar en ellos. ¿No?

Normas
Entra en El País para participar