_
_
_
_
_

Las prisas por probar Windows 11 podrían llevarte a tener problemas con tu PC, ¿sabes por qué?

No busques formas de probar el nuevo OS, no existen.

Windows 11 y sus ejecutables infectados.
Windows 11 y sus ejecutables infectados.Microsoft

Windows 11 ya es oficial y seguramente a finales de año tengamos noticias del momento en el que podremos actualizar nuestros ordenadores, aunque por el camino, son muchos los obstáculos que tienen forma de minas y que nos pueden explotar si no andamos con cuidado. Y eso es, justo, lo que está ocurriendo, que los hackers, conociendo el hype que ha despertado el nuevo OS y las ganas que hay de probarlo, se están aprovechando para colarnos malware en el ordenador.

Y no hay mejor forma de hacerlo que coger un archivo que muchos usuarios puedan estar buscando por internet, vestirlo de oficial de Microsoft y vendérnoslo afirmando que se trata de un instalador del nuevo sistema operativo. Y eso es justo lo que está ocurriendo, por lo que debes andar atento de no terminar picando un anzuelo que, todo hay que decirlo, muy pocos fans de Windows 11 se resistirían a probar.

No escuches los cantos de sirena

El caso es que ha sido la empresa de seguridad Kaspersky la que ha dado la voz de alarma al detectar la proliferación en internet de un archivo que afirma ser un instalador de Windows 11 legítimo que nos permitirá probar el nuevo sistema operativo. Ni qué decir tiene que, aunque existen builds ya operativas y disponibles, en manos de usuarios que pertenecen al canal beta de Microsoft, no os dejéis convencer por la primera que os crucéis por la red.

Windows 11 en un portátil.
Windows 11 en un portátil.Microsoft

Desde la firma de seguridad nos ponen en alerta de un archivo que se llama "86307_windows 11 build 21996.1 x64 + activator.exe" y que afirma tener, no solo la ISO del sistema operativo, sino un activador de crackeo el número de serie para permitirnos que funcione de manera completa, sin limitaciones. Además, cuenta con un peso de 1,75GB y ya os avanzamos que es una completa amenaza para la seguridad de los ordenadores donde los bajéis e instaléis.

¿Cómo podemos saber con antelación que no es una versión de Windows 11? Bueno, la principal es su peso. El nuevo sistema operativo de Microsoft no puede condensarse en un archivo de menos de 2GB, entre otras cosas, porque el tamaño real de las betas que los de Redmond están compartiendo alcanza los 4,87. Solo por eso ya debemos evitar cualquier contacto con esta descarga, así como convencernos de que nada de lo que veamos en pantalla es legítimo.

¿A qué nos referimos? Pues a que en caso de descargar y abrir el archivo, este adquirirá una apariencia de legitimidad, de ser auténticamente un instalador de Windows 11. Tal y como explica Kaspersky, este fake "incluso viene con un acuerdo de licencia (que pocas personas leen) llamándolo 'administrador de descargas para 86307_windows 11 build 21996.1 x64 + activator' y señalando que también instalaría algún software patrocinado. Si acepta el acuerdo, se instalará una variedad de programas maliciosos en su máquina". Así que atentos...

Archivado En

_
_