Las 10 ciudades más caras (y baratas) para comprar casa en Europa

En París, un piso sale por unos 620.809 euros, mientras que el centro de Londres tiene el alquiler más caro y Madrid es la tercera ciudad más barata

París es la ciudad europea más cara de Europa para comprar una vivienda, con un promedio de 620.809 euros. A pesar de ello, y de que el metro cuadrado en el centro de la capital francesa es de 13.710 euros y de 10.380 euros en las afueras, el 65% de los franceses vive en una casa en propiedad. Con un salario neto mensual medio de 2.870 euros, los franceses tardan 54 años en pagar su residencia.

Londres ocupa la segunda posición, según datos de la consultora inmobiliaria británica CIA Landlord Insurance, donde una casa cuesta de media 581.395 euros, 12.890 euros por metro cuadrado. En este sentido, añade que con los precios de la vivienda subiendo año tras año en la capital británica, en 2025 alrededor del 60% de los londinenses vivirá en alojamientos alquilados, según un análisis realizado por PwC.

Un piso de una habitación en el centro de Londres cuesta 1.936 euros al mes de media, siendo la ciudad con los alquileres más elevados, o 1.457 euros si se alquila fuera del centro de la ciudad. Tomando como base el precio promedio de una casa y los ingresos medios de 3.656 euros netos al mes, se necesitan cuatro décadas para pagar una casa en la capital del Brexit.

Le sigue en la clasificación Luxemburgo, donde una vivienda alcanza los 557.825 euros, a 11.247 euros el metro cuadrado si se lo que se pretende es tener casa en el centro de la ciudad, o alrededor de 8.219 euros por metro cuadrado fuera del casco antiguo. El propietario tarda una media de 36 años en pagar una vivienda, partiendo de un salario medio de 3.858 euros. Si se opta por el alquiler, el precio es de 1.562 euros el apartamento de una habitación en el centro, y de 1.264 en las afueras.

Le sigue en el ranking una ciudad sueca, Estocolmo, con un precio de 426.000 euros de media, a razón de 9.847 euros el metro cuadrado en el corazón de la capital, donde el alquiler de un apartamento es de 1.265 euros, y 37 son los años que se invierte en pagar una vivienda, partiendo de un salario de 2.895 euros. A continuación, se sitúa la ciudad suiza de Berna, que es donde menos tiempo se tarda en pagar una casa: 21 años, dado que el sueldo limpio mensual asciende a 4.810 euros, y el precio de un piso en el cogollo de la ciudad cuesta unos 410.435 euros, a 7.187 euros el metro cuadrado.

Por el contrario, Bruselas resulta ser el lugar más económico para adquirir una propiedad residencial. Por solo 221.073 euros se puede vivir en el corazón de la Unión Europea, donde el metro cuadrado sale por 3.659 euros. Con su bajo coste de vida, esta metrópoli resulta ser un lugar muy económico para vivir, aseguran en la citada consultora. Según el precio medio de la propiedad privada y los ingresos, se necesitan solo 23 años para abonar una vivienda en la urbe belga, donde el salario medio es de 2.105 euros.

La segunda ciudad más barata para hacerse con una casa en Europa Occidental es Lisboa. En la capital portuguesa es posible encontrar viviendas por 227.751 euros, eso sí, a pagar en 58 años, ya que el salario medio es de 848 euros al mes. En tercera posición, entre las más baratas, se coloca Madrid, donde un piso cuesta unos 246.752 euros, equivalente a 4.965 euros por metro cuadrado en el centro, y a 3.065 euros en las afueras. Pagar una vivienda en la capital española puede llevar 38 años en promedio, si se tiene en cuenta el salario neto medio mensual de 1.404 euros. El alquiler más habitual de un apartamento en el centro cuesta unos 879 euros, en línea con Bruselas y Lisboa, con 857 y 860 euros, respectivamente, mientras que en los barrios periféricos la renta sale por 663 euros en Madrid, 711, en Bruselas, y 664 en Lisboa.

A Madrid le siguen en la lista la capital de Islandia, Reikiavik, y la capital alemana, Berlín, donde se puede comprar una vivienda por menos de 300.000 euros.

Normas
Entra en El País para participar