Un mundo conectado hacia los objetivos de la Agenda 2030

Telefónica analiza los impactos de su actividad sobre las metas de los ODS

Un mundo conectado hacia los objetivos de la Agenda 2030

Naciones Unidas dio en 2020 el banderazo de salida a lo que ha denominado la década de acción, en una carrera que habrá de llevarnos hasta la meta de la consecución de los objetivos de la Agenda 2030. Para Naciones Unidas la década de acción exige acelerar las soluciones sostenibles dirigidas a los principales desafíos del mundo, que aún no se están desarrollando ni a la velocidad ni en la escala necesarias; se acabaron las pruebas y las vueltas de calentamiento.

En esta carrera, no obstante, hay participantes que han tomado la salida ya lanzados con vuelta rápida, como Telefónica. La teleco acaba de presentar el informe Un mundo sostenible, un mundo conectado, donde analiza los impactos directos e indirectos de la actividad de la compañía sobre las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas tras haberlos integrado en su estrategia y definido objetivos para cada uno de ellos.

En el informe se muestran los indicadores, que giran sobre tres pilares: ayudar a la sociedad a prosperar, favoreciendo el progreso socioeconómico a través de la digitalización; ir más allá de la responsabilidad generando confianza, y construir un futuro digital y más verde.

Telefónica centra su acción en el ODS 9, industria, innovación e infraestructuras

La compañía, como operadora global de telecomunicaciones, centra su acción en torno al Objetivo 9, industria, innovación e infraestructuras. Pero el impacto se extiende hacia un buen número de ODS, porque si bien los 17 ODS y sus 169 metas están bien definidos y delimitados, las interconexiones entre unos y otros son inevitables. Así lo entiende Elena Valderrábano, directora global de sostenibilidad de Telefónica: “Los ODS no son objetivos aislados, sino que están interrelacionados entre sus correspondientes metas, formando un sistema o red. Existe, por tanto, la posibilidad de lograr al mismo tiempo un impacto directo sobre algunos ODS y uno indirecto sobre otros”.

Así, es en el Objetivo 9 donde la compañía realiza la mayor aportación como operador global de telecomunicaciones, desplegando infraestructuras y servicios que son uno de los principales motores socioeconómicos de las regiones en las que opera.

El objetivo es proporcionar internet más rápido y de calidad a particulares y empresas, con inversiones anuales que superan los 5.000 millones de euros para el despliegue y la mejora de las redes de comunicación. El informe destaca la responsabilidad de la compañía en la llegada de la banda ancha (fibra, LTE, 5G) a muchos territorios, incluidas zonas remotas o de difícil acceso, así como del fomento de la innovación y el emprendimiento apoyando a empresas y startups a crear nuevas soluciones y servicios digitales.

Pero no solo se trata de desplegar tecnología, sino también de ponerla al servicio de las personas, pues según remarca la propia compañía, hacer accesibles sus soluciones es un propósito prioritario en la propuesta de trabajo en torno a la inclusión digital.

De esta manera, otros objetivos, como el ODS 4 (educación), 5 (igualdad), 8 (crecimiento económico), 11 (comunidades sostenibles), 13 (acción por el clima) y 16 (paz, justicia e instituciones sólidas) también son muy relevantes en el trabajo que desarrolla la teleco, gracias a su capacidad para ayudar a reducir la brecha digital en todos los ámbitos sociales y educativos, poner la tecnología al servicio de la protección ambiental y ser un motor de crecimiento económico para el desarrollo industrial y tecnológico.

Habilidades digitales

Por ejemplo, para el ODS 4 la teleco se ha puesto como meta impulsar programas de desarrollo de habilidades digitales a través de proyectos educativos desde Fundación Telefónica como Conecta Empleo, enlightED y ProFuturo, entre otros, y empoderar a su talento interno con formación en nuevas capacidades digitales.

Para el ODS 8, Telefónica garantiza que las pymes dispongan de servicios digitales, y que sus procesos de compra incorporen criterios éticos, sociales y ambientales, para ello impulsa la digitalización apoyando a los sectores clave, fomentando la inversión en empresas o colaborando con organismos nacionales e internacionales.

No solo se trata de desplegar tecnología, sino de ponerla al servicio de las personas

Completan la agenda objetivos importantes por su valor ambiental (ODS 7 y 12) o su carácter facilitador, como el ODS 17, dedicado a las alianzas y compromisos que permitan abordar entre todos los grandes retos globales a los que se enfrenta la sociedad.

El informe pone en valor el conocimiento por parte de la compañía de las metas que impactan positivamente en otras y qué metas se retroalimentan entre ellas, lo que facilita potenciar los efectos de su estrategia y detectar con antelación posibles problemas o resultados insuficientes. “Esta interconexión nos permite diseñar con más precisión nuestra estrategia de contribución y adaptarla en el tiempo, definiendo las actuaciones a ejecutar o los productos o servicios que cumplan con nuestro propósito de maximizar nuestra contribución al desarrollo socioeconómico de las regiones”, remarca Valderrábano. La recta final para cruzar la meta de 2030 está ya muy cerca.

El cambio climático integra la gestión diaria

Telefónica ha integrado el cambio climático en la toma de decisiones y en su gestión diaria, como asunto central que es de la Agenda 2030 debido a su capacidad para comprometer la consecución del conjunto de los ODS. De este modo, los objetivos de energía y cambio climático a 2025, 2030 y 2040 están alineados con el escenario de 1,5 ºC del Acuerdo de París y validados por Science Based Targets Initiative.

Con el fin de alcanzar sus compromisos climáticos y contribuir a los ODS 7, 11, 12 y 13, la compañía se centra en lograr una mayor eficiencia energética, incrementar progresivamente el consumo de energías renovables, reducir la propia huella de carbono y la de su cadena de suministro y fomentar la digitalización de otros sectores, favoreciendo así una reducción de sus emisiones. “Este enfoque de trabajo nos permite, además, aprovechar las oportunidades de la descarbonización, ser más competitivos y ofrecer a los clientes una conectividad baja en emisiones, desligando el crecimiento del negocio y la incorporación de nuevas tecnologías como el 5G o el despliegue de fibra del incremento de emisiones de gases de efecto invernadero”, se destaca en el informe.

La teleco cuenta además con un marco de financiación sostenible desde 2018 bajo el cual ha emitido dos bonos verdes.

Normas
Entra en El País para participar