Unilever debe convencer a los inversores mientras sube la inflación

Nestlé tiene más capacidad para subir los precios sin que sus clientes huyan

Fábrica de Unilever en Lagos (Nigeria).
Fábrica de Unilever en Lagos (Nigeria). REUTERS

Alan Jope se ha visto obligado a dar un cambio de rumbo nada sorprendente. El CEO de Unilever admitió el jueves que no podrá mejorar la rentabilidad este año, después de que la inflación de los costes de los insumos redujera su margen operativo subyacente. Un crecimiento todavía sustancioso le da un poco de margen de maniobra mientras sube la inflación, pero tendrá que convencer a los inversores.

El margen operativo subyacente de Unilever fue del 18,8% en el primer semestre, un punto menos que en el mismo periodo de 2020. Gran parte se debió al aumento de los precios de las materias primas y de los costes de transporte. Jope esperaba elevar el margen este año; ahora pretende mantenerlo estable.

En lugar de apretarse el cinturón frenéticamente, ha elevado el gasto en marketing en productos como el jabón Dove y las pastillas de caldo Knorr, mientras los consumidores salen de las restricciones. Esta estrategia puede estar dando sus frutos: las ventas subyacentes crecieron un 5% en el trimestre, en el extremo superior del rango objetivo. El aumento de los precios supuso 1,6 puntos del incremento y tiene margen para seguir subiendo, aunque ello suponga un crecimiento de las ventas ligeramente menor.

El problema es que su compromiso entre precio y volumen es más agudo que el de algunos rivales. Nestlé tiene mayor capacidad para hacer subir los precios de los alimentos para mascotas, el café y los suplementos nutricionales sin que los usuarios deserten hacia sus rivales. Ello ayuda a explicar por qué el grupo suizo cotiza a 26 veces los beneficios futuros. Tras la caída del 6% el jueves, Unilever cotizaba a solo 20 veces.

Mientras los inversores se preocupan por el impacto de la subida de precios, vuelven a centrarse en la rentabilidad por encima del crecimiento de los ingresos. De hecho, Unilever sigue cotizando por debajo de hace dos años, cuando el margen operativo subyacente era del 19,3% y Jope seguía comprometido con la promesa de su predecesor de elevarlo al 20%. Su decisión de dar prioridad al crecimiento fue bienvenida, pero deja a Unilever a mitad de camino de cara a afrontar la inflación.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías