Financiación

El Tesoro recorta en 20.000 millones las emisiones netas gracias a los fondos europeos

Las emisiones brutas pasan de los 289.138 millones previstos en enero a los 269.157 millones de euros actuales

Carlos San Basilio, secretario general del Tesoro y Financiación Internacional
Carlos San Basilio, secretario general del Tesoro y Financiación Internacional

La entrada en acción de la UE con la emisión de los bonos para financiar el programa Next Generation supone un balón de oxígeno para los tesoros nacionales. En un contexto en el que las necesidades de financiación en la zona euro continuarán siendo elevadas, los fondos europeos son vistos con esperanzas por las economías más endeudadas pues su desembolso permitirá rebajar la presión sobre la deuda y reducir las previsiones de emisión. España ya empieza a recoger los frutos. Minutos después de que la ministra de Asuntos económicos, Nadia Calviño, lo adelantara, el organismo que preside Carlos San Basilio lo ha confirmado. El Tesoro recorta en 20.000 millones las emisiones netas, hasta los 80.000 millones, frente a los 100.000 millones previstos a comienzos de año. Según las nuevas previsiones este año las emisiones netas se sitúan un 27,22% por debajo de las acometidas en el pasado ejercicio, un año marcado por estallido de la pandemia. Con este tijeretazo las emisiones brutas pasan de los 289.138 millones previstos en enero a los 269.157 millones de euros actuales.

La aprobación del Plan de Recuperación de España y el desembolso del anticipo de 9.000 millones con cargo al Fondo Next Generation de la UE que se realizará en las próximas semanas, el mayor acceso de las Comunidades Autónomas a los mercados de capitales y el mantenimiento de las buenas condiciones de financiación son las tres razones esgrimidas por el Tesoro para realizar este ajuste. "El Tesoro ha mostrado desde el estallido de la COVID-19 una gran capacidad de adaptación, en un entorno complejo, lo que le ha posibilitado hacer frente a las necesidades adicionales de financiación derivadas de la respuesta a la pandemia en óptimas condiciones", señala el organismo en un comunicado.

Junto a estas novedades, la institución dependiente del ministerio de Economía ha aprovechado para realizar un balance de la ejecución del programa hasta la fecha. Con las cuatro emisiones sindicadas en lo que va de año y las subasta programadas en el calendario, el Tesoro ha ejecutado ya el 71,8% del programa de emisión a medio y largo plazo. El grueso de la financiación para 2021 se seguirá obteniendo mediante la emisión de instrumentos a medio y largo plazo, un total de 174.399, y en menor medida a través de letras, 94.758 millones.

Las buenas condiciones de financiación en un entorno en el que los bancos centrales continúan implementando su programa de compras de deuda y la confianza depositada por los inversores ha permitido seguir recudiendo el coste de la catera de deuda que se sitúa en el 1,64%, 20 puntos menos que a cierre de 2020, lo que constituye un nuevo mínimo histórico. Por su parte el coste de las nuevas emisiones alcanza el 0% después de que en 2021 el 57,2% de la deuda se haya emitido a tipos negativos.

La vida media de la cartera de la deuda ha seguido aumentando hasta los 8,01 años, máximo histórico. "El esfuerzo de los últimos años de ampliar y profundizar la base inversora ha permitido que el peso de los inversores internacionales se mantenga estable, en el entorno del 45%, lo que pone de manifiesto su confianza en la economía española" destaca el Tesoro. A lo largo del ejercicio nivel de demanda en las emisiones ha continuado siendo alto, con una ratio de cobertura de 2,91 veces la oferta.

Normas
Entra en El País para participar